Ceranda Digital

Publicado el 5 de Abril, 2006, 10:41

El 14 de abril de 1931, España tuvo una oportunidad. La proclamación de la II República Española encarnó el sueño de un país capaz de ser mejor que sí mismo, y reunió en un solo esfuerzo a todos los españoles que aspiraban a un porvenir de democracia y de modernidad, de libertad y de justicia, de educación y de progreso, de igualdad y de derechos universales para todos sus conciudadanos. Hoy, setenta y cinco años después, los firmantes de este manifiesto evocamos aquel espíritu con orgullo, con modestia y con gratitud, y reivindicamos como propios los valores del republicanismo español, que siguen vigentes como símbolos de un país mejor, más libre y más justo.

Frente al colosal impulso modernizador y democratizador que acometieron las instituciones republicanas -siempre con la desleal oposición de quienes creían, y siguen creyendo, que este país es de su exclusiva propiedad-, todavía se nos sigue intentando convencer de que la II República fue un bello propósito condenado al fracaso desde antes de nacer por sus propios errores y carencias. Los firmantes de este manifiesto rechazamos radicalmente esta interpretación, que sólo pretende absolver al general Franco de la responsabilidad del golpe de estado que interrumpió la legalidad constitucional y democrática de una república sostenida por la voluntad mayoritaria del pueblo español, con las trágicas consecuencias que todos conocemos. Y exigimos que las instituciones de la actual democracia española rompan de manera definitiva los lazos que la siguen uniendo -desde los callejeros de los municipios hasta los contenidos de los libros de texto- con un estado ilegítimo, que surgió de una agresión feroz contra sus propios ciudadanos y se sostuvo en el poder durante treinta y siete años mediante el abuso sistemático e indiscriminado de los siniestros recursos que caracterizan la pervivencia de los regímenes totalitarios. Después de treinta años de democracia, resulta vergonzoso tener que recordar aún donde estaba la ley y donde estuvo el delito. A estas alturas, es intolerable, y muy peligroso para la salud moral y política de nuestro país, que todavía se pretenda equiparar al gobierno legítimo de una nación democrática con la facción militar que se sublevó contra el estado al que, por su honor, había jurado defender, y cuya victoria sólo fue posible gracias a la ayuda de los regímenes fascista y nazi que preparaban una invasión de Europa que acabaría provocando una guerra mundial y, aún más decisivamente, gracias a la culpable indiferencia de las democracias occidentales, que, antes de convertirse en víctimas de las mismas potencias en cuyas manos habían abandonado a España, eligieron parapetarse tras el hipócrita simulacro de neutralidad que representó el comité de No Intervención de Londres.

El 14 de abril de 1931, España tuvo una oportunidad, y los españoles la aprovecharon. Pese a la brevedad de su vida, la II República desarrolló en múltiples campos de la vida pública una labor ingente, que asombró al mundo y situó a nuestro país en la vanguardia social y cultural. Entre sus logros, bastaría citar la reforma agraria, el sufragio femenino, los avances en materia legislativa de toda índole, la separación efectiva de poderes, las constantes y modernísimas iniciativas destinadas a difundir la cultura hasta en las comarcas más remotas, el decidido impulso de la investigación científica o el florecimiento ejemplar no sólo de la educación, sino también de la asistencia sanitaria pública, para demostrar que aquel bello propósito generó bellísimas realidades, que habrían sido capaces de cambiar la vida de un pueblo condenado a la pobreza, la sumisión y la ignorancia por los mismos poderes -los grandes propietarios, la facción más reaccionaria del Ejército y la jerarquía de la Iglesia Católica- que se apresuraron a mutilarlo de toda esperanza.

La República dotó a los sectores más débiles y desprotegidos de la sociedad de entonces, las mujeres y los niños, de un estatuto jurídico privilegiado en su época. El retroceso fue tan brutal, que el cambio de régimen supuso para ellas, para ellos, la pérdida de todo derecho y su consagración como subciudadanos dependientes de la buena voluntad de los cabezas de sus respectivas familias. La República apostó por la defensa de los espacios públicos como escenario fundamental de la vida española, asumiendo la necesidad de equiparar las condiciones de vida de las poblaciones rurales y urbanas, y desarrollando políticas de igualdad no sólo entre los individuos, sino también entre las regiones más y menos prósperas. El retroceso fue tan brutal, que el cambio de régimen consolidó las desigualdades históricas tanto individuales como colectivas, y abandonó la promoción de los servicios públicos para crear un déficit que en algunos sectores, como la educación primaria y secundaria, seguimos padeciendo todavía. La República fomentó el auge de la cultura española en todos los terrenos de la creación artística y de la investigación científica, el debate intelectual y la vida universitaria, hasta el punto de que su nombre y su destino estarán unidos para siempre a la memoria del máximo esplendor cultural del que ha gozado nuestro país en la era moderna. El retroceso fue tan brutal, que el cambio de régimen supuso la pérdida más trágica que, a su vez, ha soportado nunca la cultura española, el exilio masivo de los mejores, que dejaron las aulas y los laboratorios, los talleres y las redacciones, las editoriales y los museos, la autoridad y el prestigio intelectual de nuestro país, en manos de una improvisada cosecha de oportunistas y segundones, que redujeron la vida cultural española a una lamentable manifestación de mediocres oscuridades.

Hoy, setenta y cinco años después, los firmantes de este manifiesto no queremos seguir lamentando la triste brutalidad de aquel retroceso, sino celebrar la emocionante calidad de los logros que le precedieron, y agradecer la ambición, el coraje, el talento y la entrega de una generación de españoles que creyó en nosotros al creer en el futuro de su país. Reivindicar su memoria es creer en nuestro propio futuro, que será proporcionalmente mejor, más libre, más justo, más feliz, en la medida en que seamos capaces de estar a la altura de la tradición republicana que hemos heredado. Por una España verdaderamente moderna, laica, culta, igualitaria, por su definitiva normalización democrática, y por el progreso armónico del bienestar de todos sus ciudadanos, hoy, setenta y cinco años después, queremos celebrar el 14 de abril de 1931, y proponer que esta fecha se celebre en lo sucesivo como un reconocimiento oficial a todos los ciudadanos españoles que lucharon activamente por la libertad, la justicia y la igualdad, valores comunes que tienen que seguir orientando la construcción democrática de la sociedad española.

Abril 2006

----------------

Firman este manifiesto:

Sol Alameda , periodista; Leopoldo Alas , escritor; Felipe Alcaraz , (PCE); Francisco Aldecoa , Decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología (UCM); Xesús Alonso Montero , filólogo; Ángeles Aguilera, periodista; Enrique Álvarez , físico; María Álvarez , productora cultural; Carlos Álvarez-Nóvoa , actor; Ana Belén , cantante; Perfecto Andrés Ibáñez , magistrado; Julio Anguita , miembro de UCR; Enriqueta Antolín , escritora; Teresa Aranguren , periodista; Moncho Armendáriz , director de cine; Julio Aróstegui , historiador; Bernardo Atxaga , escritor; Luis Eduardo Aute , cantante; Rafael Azcona , escritor y guionista; Manuel Aznar Soler , filólogo, Pedro Badía Alcalá , director del Foro de la Enseñanza; Alfons Barceló , economista; Carlos Bardem , escritor; Javier Bardem , actor; Miguel Bardem , director de cine; Pilar Bardem , actriz; Juan Barja , poeta; Leo Bass i, actor; Enric Bastardes , periodista; Miguel Beato del Rosal , biólogo; Bebe , cantante y actriz; Felipe Benítez Reyes, escritor, Fernando Berlín , periodista; Constantino Bértolo , editor; Carlos Berzosa Alonso-Martínez , Rector de la Universidad Complutense de Madrid; Calixto Bieito , director escénico; Oriol Bohigas , arquitecto; Iciar Bollaín , directora de cine; Jordi Borja , urbanista; Juan Diego Botto , actor; María Botto, actriz, José Manuel Buján , magistrado; Ernesto Caballero , dramaturgo y director de escena; José Manuel Caballero Bonald , escritor; José Calleja Pardo , físico; Marcelino Camacho , sindicalista; Victoria Camps , filósofa; Juan Ramón Capella , filósofo; Francisco Carantoña , historiador; Gabriel Cardona , historiador; Santiago Carrillo Menéndez , profesor; Montserrat Carulla , actriz; Julián Casanova , historiador; Carlos Castilla Del Pino , psiquiatra y escritor; Javier Cercas , escritor; Alfons Cervera , escritor; Julián Chaves Palacios , historiador; Emma Cohen , actriz; Isabel Coixet , directora de cine; Colita , fotógrafa; Alberto Corazón , diseñador; Javier Corcuera , director de cine; María Cordón , periodista; José Luis Cuerda , director de cine; Vicente Cuesta , actor; Enrique Curiel , senador; Julio Diamante , director de cine; Elías Díaz , catedrático (UAM); Agustín Díaz Yanes , director de cine; Natalia Dicenta , actriz; Juan Diego , actor; Rosa Domínguez , astrofísica; Juan Echanove , actor; Mora Efron , productora cultural; Xabier Elorriaga , actor; Rafael Escuredo , ex-presidente de la Junta de Andalucía; Nuria Espert , actriz; Francisco Espinosa , historiador; Joaquín Estefanía , escritor y periodista; Ángel Facio , director teatral; Fernando Fernán Gómez , actor, escritor y director; Francisco Fernández Buey , filósofo; Manuel Fernández Cuesta , editor; Andrés Fernández Rubio , periodista; Valentina Fernández Vargas , historiadora; Josep Ferrer y Llop , rector de la Universidad Politécnica de Catalunya; José María Fidalgo , secretario general CC.OO.; Josep Maria Flotats , actor y director; Rafael Fluiters , magistrado; Carlos Fonseca , periodista y escritor; Josep Fontana , historiador; Carlos Forcadell , historiador; Alfonso Mtnez. Foronda , sindicalista; Antonio Fraguas (Forges) , dibujante; Sol Fuertes , periodista; Agustín G. Zapata , biólogo; Iñaki Gabilondo , periodista; Diego Galán , periodista cinematográfico; Eduardo Galeano , escritor; Antonio Gamoneda , poeta; Alberto García-Alix , fotógrafo; Ramiro García de Dios , magistrado; Luis García Montero , poeta; Francisco García Olmedo , científico y escritor; Jesús García Sánchez , editor; José Luis García Sánchez , director de cine; Mario Gas , director y actor; Belén Gavela , científica; Juan Genovés , pintor; Ian Gibson , hispanista; Ariadna Gil , actriz; Enrique Gil Calvo , sociólogo; Juan A. Gimeno , catedrático (UNED); Salvador Giner , sociólogo; Juana Ginzo , locutora; Marcos Giralt , escritor; Lala Gomá , realizadora; José Luis Gómez , actor y director escénico; Luis Gómez Llorente , profesor de filosofía; Manuel Gómez Pereira , cineasta; Ángel González , poeta; Ángeles González-Sinde , cineasta; Belén Gopegui , escritora; Jordi Gracia , filólogo; Almudena Grandes , escritora; Román Gubern , historiador y escritor; Alfonso Guerra , presidente de la Fundación Pablo Iglesias; Belén Guerra , Fundación Contamíname; Pedro Guerra , cantautor; Josep Maria Guinovart , pintor; Manuel Gutiérrez Aragón , director de cine; Emilio Gutiérrez Caba , actor; Guillermo Heras , director y dramaturgo; Carlos Heredero , crítico e historiador de cine; Alicia Hermida , actriz; Emilio Hernández , director teatral; Juan Miguel Hernández de León , arquitecto, Juan Antonio Hormigón , escritor y director teatral; Pedro Ibarra , politólogo; Eloy de la Iglesia , director de cine; J esús Izquierdo , historiador; Ariel Jerez , politólogo; José Jiménez de Parga y Cabrera , abogado; Carlos Jiménez Villarejo , jurista; Miguel Jordá Tarragó , presidente Unidad Cívica por la República; Juan Jorganes Díez , sindicalista; Ana Juan , ilustradora; Santos Juliá , historiador; José Antonio Labordeta , cantautor y diputado; Eduardo Ladrón de Guevara , guionista; Luis Landero , escritor; Francisco Laporta , catedrático (UAM); Eusebio Lázaro , actor y director; Joaquín Leguina , escritor; Chete Lera , actor; Beltrán de Lis , abogado; Lluis Llach , cantautor; Gaspar Llamazares , coordinador general de IU; Julio Llamazares , escritor; Emilio Lledó , filósofo; Manuel Longares , escritor; Cayetano López , físico; Charo López , actriz; Nicolás María López Calera , catedrático (UGR); Antonio López Lamadrid , editor; Armando López Salinas , escritor; Ángel de Lucas , sociólogo; Santiago Macías , vicepresidente de la ARMH; María Rosa de Madariaga , historiadora; Chema Madoz , fotógrafo; Juan Madrid , escritor; José-Carlos Mainer , filólogo; Gregorio Marañon , abogado; Mariano Maresca , profesor (UGR); Juan Margallo , actor; Joan Margarit , poeta; Javier Marisca l, artista plástico; Ramón J. Márquez (Ramoncín) , cantante; Juan Marsé , escritor; Gustavo Martín Garzo , escritor; José Antonio Martín Pallín , magistrado; Petra Martínez , actriz; Ignacio Martínez de Pisón , escritor; Emilio Martínez Lázaro , director de cine; Pedro Martínez Montávez , arabista; Jorge Martínez Reverte , escritor; José Masa Díaz , alcalde de Rivas Vaciamadrid; Luis Mateo Díez , escritor; Juan Mayorga , dramaturgo; Julio Medem , director de cine; Cándido Méndez , secretario General de la U.G.T; Xosé Luis Méndez Ferrín , escritor; Eduardo Mendicutti , escritor; Natalia Menéndez , actriz; José María Merino , escritor; Willy Meyer , eurodiputado; Juan José Millás , escritor; Conxita Mir , historiadora; Magüi Mira , actriz; Vicente Molina Foix , escritor; Carme Molinero , historiadora; Juan Carlos Monedero , politólogo; Jorge M. Montes Salguero , historiador; Ángeles Mora , poeta; Miguel Mora , periodista; Antonio Morales Lázaro , presidente del Ateneo de Málaga; Agustín Moreno , sindicalista.; Pedro Moreno , escenógrafo y figurinista; Enrique Morente , cantante; Beatriz de Moura , editora; Luis Muñoz , poeta; Justo Navarro , escritor; Vicenç Navarro , ensayista; Julio Neira , director del Centro Cultural Generación del 27; Miguel Nuñez , presidente de ADMS; Mirta Núñez Díaz-Balart , historiadora; Pedro Olea , cineasta; Joan Oleza , filólogo; Marcos Ordóñez , escritor; Ruper Ordorika , cantautor; Antonio Orejudo , escritor; Puy Oria , productora de cine; Román Orozco , periodista; Alfonso Ortíz , sociólogo; Javier Ortíz , periodista y escritor; Flora de Pablo , presidenta de la Asociación de Mujeres Científicas y Tecnólogas; Juan Luis Paniagua , politólogo, ; Itziar Pascual , dramaturga; Paloma Paso Jardiel , actriz; Luis Pastor , cantautor; Pedro Peinado , presidente Asociación La Gavilla Verde; Andrés Peláez , director del Museo Nacional de Teatro; Manuel Pérez Ledesma , historiador; Javier Pérez Royo , jurista; Mario Pestaña , magistrado, Empar Pineda , ensayista; José Luis Pitarch , militar y profesor; Alejandro Pizarroso , catedrático (UCM); José Carlos Plaza , director escénico; Josep Pons , director de la Orquesta Nacional y Coros Nacionales de España; Ventura Pons , cineasta; José Luis Portela , cirujano; Blanca Portillo , actriz; Javier Pradera , periodista; Benjamín Prado , escritor; Paul Preston , historiador; Elías Querejeta , productor de cine; Gracia Querejeta , directora de cine; Ferrán Rañé , actor; Nicolás Redondo , sindicalista.; Rosa Regás , escritora y directora de la Biblioteca Nacional; Fernando Reinlein , militar y periodista; Javier Reverte , escritor; Berta Riaza , actriz; Francisco Rico , filólogo; Miguel Riera , editor; Miguel Ríos , cantante; Javier Rioyo , periodista; Manel Risques , historiador; Manuel Rivas , escritor; Juan Carlos Rodríguez , filólogo; Azucena Rodríguez , directora de cine; Olga Rodríguez , periodista; Luis Rodríguez Olivares , periodista; Julio Rodríguez Puértolas , filólogo; Julio Rogero , portavoz de Movimientos de Renovación Pedagógica; J osé Andrés Rojo , escritor y periodista; Carmelo Romero Salvador , historiador; Isaac Rosa , escritor; Ana Rosetti , escritora; Marina Rossell , cantante; Ricardo Royo-Villanova , periodista; Amparo Rubiales , abogada; Pepe Rubianes , actor; Ramón Rufín , economista; David Ruiz , historiador; Jesús Ruiz Mantilla , escritor y periodista; Alfonso Ruiz Miguel , catedrático (UAM); Pedro Ruiz Torres , historiador; Inés Sabanés , concejala del Ayuntamiento de Madrid; Joaquín Sabina , músico; Eduardo Saborido , sindicalista; José Sacristán , actor; Javier Sádaba , filósofo; Ramón Sáez , magistrado; Jaime Salinas , editor; José Luis Sampedro , escritor; Víctor Sampedro Blanco , profesor URJC; Mercedes Sampietro , actriz; Víctor Manuel , cantante; Clara Sánchez , escritora; Amparo Sánchez (Amparanoia) , cantante; J.J. Sánchez Arévalo , vicepresidente del Ateneo Republicano de Galicia.; Nicolás Sánchez Durá , filósofo; Ángel Sánchez-Gijón , historiador; Aitana Sánchez-Gijón , actriz; Á ngel Sánchez Harguindey , periodista; Pablo Sánchez León , historiador; José Manuel Sánchez Ron , historiador de la Ciencia; Nicolás Sánchez-Albornoz , historiador; José Sanchís Sinisterra , dramaturgo; Montserrat Sans Ballus , jurista; José María Sanz (Loquillo) , cantante; Santos Sanz Villanueva , filólogo; Antón Saracíbar , presidente de la Fundación Largo Caballero; Nicolás Sartorius , abogado; Marina Saura , actriz; Fernando Savater , filósofo; Tomás Segovia , poeta; Joaquim Sempere , sociólogo; Antonio Seoane García , magistrado; Elisa Serna , cantante; Ismael Serrano , cantautor; Julieta Serrano , actriz; Rodolfo Serrano , periodista; Secundino Serrano , historiador; Emilio Silva , presidente de la ARMH; Lorenzo Silva , escritor; Jaume Sisa , cantautor; Jordi Socías , fotógrafo; Antonio Soler , escritor; Jordi Soler , escritor; Andrés Sorel , escritor; Andrés Soria , filólogo; Bernat Soria , médico y científico; Gonzalo Suárez , director de cine; Juan Manuel Suárez Japón , rector de la Universidad Internacional de Andalucía; Joan Subirats , politólogo; Carlos Taibo , politólogo; Jenaro Talens , poeta; Benjamín Tejerina , sociólogo; Francisco Tomás y Valiente , periodista; Suso de Toro , escritor; Maruja Torres , escritora y periodista; Rosana Torres , periodista; Rosa Torres Pardo , pianista; David Trueba , director de cine; Gregorio Tudela , profesor; Miguel de Unamuno Adárraga , arquitecto, Enrique Urbizu , director de cine; Yolanda Valdeolivas , profesora; Javier Valenzuela , periodista; Eduardo Vasco , director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico; Juan Carlos Vellido , actor; Gerardo Vera , director del Centro Dramático Nacional; Rosa Vergés , directora de cine; Manuel Vicent , escritor; Juan Vida , pintor; José Vidal-Beneyto , sociólogo; Raúl Villar , físico; Luis Antonio de Villena , escritor; Miguel Ángel Villena , periodista; Ángel Viñas , historiador y economista; Pepe Viyuela , actor; Luis Yánez , diputado del Parlamento Europeo; Pere Ysás , historiador; Mercedes Yusta , historiadora, Juan Eduardo Zúñiga , escritor.

----------------
» Firmar el Manifiesto
» Descarga del Manifiesto [.pdf 24Kb]