Ceranda Digital

Publicado el 21 de Abril, 2006, 12:10

TEXTO INTEGRO DEL MANIFIESTO

Organizaciones firmantes del manifiesto Asaja, CCOO, Coag Coordinadora Agraria, Confederación de Vecinos, Consejo de la Juventud, IU, PARTIDO POPULAR, PSOE, TC, CAMARAS DE COMERCIO, INDUSTRIA Y NAVEGACION DE CASTILLA Y LEON, UCCL-COAG, UGT y UPA, que se leerá en la campa de Villalar el próximo domingo, 23 de abril, con motivo de la celebración del Día de Castilla y León.

Es de lamentar la no participación de CECALE, organización patronal de Castilla y León, en la firma del manifiesto debido a la "ausencia de aspectos no recogidos en el mismo..."

En cualquier caso es digno de destacar que, por vez primera, en 30 años representantes de los colectivos más representativos de la Comunidad Autónoma  sean participes de un manifiesto y unas celebraciones que son del conjunto de los ciudadanos de Castilla y León.

"El actual escenario político ha dado pie a la reforma de los Estatutos de Autonomía de las distintas comunidades autónomas que configuran la nación española.

La etapa de diálogo abierta en Castilla y León ha de permitirnos llegar a acuerdos sobre esta y otras cuestiones fundamentales para nuestro desarrollo autonómico ya que, como demuestra nuestra historia reciente, avanzamos más en el desarrollo autonómico cuanto mayor es el grado de acuerdo entre las fuerzas políticas y sociales. Por ello, reivindicamos, una vez más, el consenso como el mejor camino para lograr una reforma de nuestro Estatuto de Autonomía que nos permita alcanzar el mismo grado de autogobierno que cualquier otra comunidad, con el fin de dar una mejor respuesta a las demandas de los castellanos y los leoneses, haciendo posible que todos nos sintamos aún más orgullosos de formar parte de Castilla y León.

Nuestra Comunidad necesita también un amplio respaldo político y social para mejorar la financiación autonómica, para planificar la ordenación de su extenso territorio y la prestación de mejores servicios a escala supramunicipal, para modernizar nuestras redes de comunicación y corregir las desigualdades en las zonas menos desarrolladas de la Comunidad. Necesitamos un consenso amplio para impulsar la calidad de vida, el acceso a la vivienda y el crecimiento equilibrado de nuestras ciudades; para frenar la emigración juvenil, fijar población especialmente en las zonas rurales y luchar contra la despoblación sobre la base de los acuerdos ya alcanzados en esta materia en las Cortes de Castilla y León.

A partir de ahí, sobre la base de la defensa conjunta de los intereses generales de Castilla y León, podremos construir una Comunidad mejor, una Comunidad de todos, comprometida con el crecimiento económico ligado a la creación de empleo de calidad y con la lucha contra la precariedad laboral; capaz de hacer frente a la deslocalización de empresas y de producciones, en especial del sector de la automoción y los componentes fomentando la localización de sectores competitivos e innovadores.

Una Comunidad con futuro es una Comunicad que invierte en investigación, desarrollo e innovación; una Comunidad que apuesta por el desarrollo sostenible, por el uso racional de agua, de las energías renovables y de todos nuestros recursos naturales, así como la protección y revalorización de nuestro patrimonio histórico.

Desde ese respaldo político y social, Castilla y León debe seguir aspirando a poder contar con recursos económicos suficientes que compensen la disminución en la percepción de los fondos comunitarios para asegurar la viabilidad de algunas de sus actividades económicas tradicionales como la minería del carbón o la producción azucarera, que merecen contar con la colaboración solidaria del Gobierno de España y de la Junta de Castilla y León. Este esfuerzo se debe reflejar, de forma especial, en la agricultura y la ganadería de nuestra Comunidad y en el apoyo decidido a nuevas iniciativas de desarrollo rural, con el fin de mejorar las expectativas de futuro y las condiciones de vida de los hombres del campo de Castilla y León.

Queremos una Comunidad integrada e integradora, una Comunidad solidaria, sobre todo, con los mayores, con las mujeres, con los jóvenes, con los inmigrantes, con las personas dependientes y con los sectores más débiles de la sociedad. En este sentido, al importe esfuerzo desarrollado por las instituciones autonómicas y locales y por los agentes sociales se une nuestro compromiso de trabajar codo con codo y desde la mutua lealtad para desarrollar la futura Ley de Dependencia, todo ello debe servirnos para seguir mejorando las demandas de quienes sufren algún tipo de discapacidad, para facilitar una alternativa de empleo digno a muchas mujeres que se ocupan de atender a nuestros mayores, para lograr, en definitiva, una mejor atención a las personas que más lo necesitan.

Una Comunidad de todos es una Comunidad en la que no existan trabas que impidan la igualdad real entre hombres y mujeres. Rechazamos cualquier forma de violencia contra la mujeres y exigimos para ellas la máxima protección de los poderes públicos. Asimismo, rechazamos los brotes de violencia extremista y fascista que se han registrado en algunas de nuestras ciudades y exigimos su erradicación mediante la respuesta adecuada de la acción policial y judicial. Defendemos, igualmente, la convivencia pacífica, la libertad y la seguridad de los vecinos de nuestros municipios.

Dar solución a todas estas demandas sociales de Castilla y León requiere una actuación eficaz de las instituciones públicas, así como del sector empresarial y financiero, y muy singularmente de las entidades de ahorro público; todo ellos sobre la base de una eficiente utilización de los recursos y del necesario grado de control democrático.

Por otro lado, queremos manifestar nuestra solidaridad con los trabajadores de RTVE en Castilla y León y nuestro apoyo a la radio y la televisión públicas y al servicio que prestan en la vertebración de nuestra Comunidad.

El alto el fuego permanente de ETA nos ha abierto un horizonte de esperanza para resolver el problema del terrorismo después de casi 40 años de violencia y miles de víctimas. La responsabilidad y prudencia con la que toda España ha acogido la noticia, debe servirnos de acicate para que en Castilla y León, a través del diálogo sepamos reforzar, con todo el respaldo social, a nuestra Comunidad autónoma, sobre la base de aquellos valores que recoge nuestra Constitución y los principios que inspiran".

"¡Por el progreso y el Estatuto de Autonomía!; ¡Por el futuro de Castilla y León!; ¡Todos a Villalar"