Ceranda Digital

Publicado el 13 de Febrero, 2007, 10:47

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

La Sala Penal del Tribunal Supremo ha reducido de 12 años y siete meses a tres años la pena de cárcel impuesta al etarra Inaki de Juana Chaos por los delitos de amenazas (no terroristas) y enaltecimiento del terrorismo por los dos escritos que publicó en el diario Gara en diciembre de 2004 contra el presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia y cinco directores de prisiones, según ha podido saber ELPAIS.com de fuentes próximas al Alto Tribunal.

Via [El Pais]

Lo comentabamos hace unas semanas y no lo hacemos por aquello de "ya lo decía yo". La pena impuesta es la que modestamente pienso que correspondía. La que uno de los tres pilares del Estado de Derecho, el Poder Judicial, con su legislación afortunadamente garantista ha puesto las cosas en su sitio.

Será la Administración del Estado, el Gobierno del Reino de España (vamos a llamar a las cosas por su nombre) la que tenga que hacer las acotaciones correspondientes al cumplimiento de la Sentencia. Eso será la decisión politica y previsiblemente tendrá lugar después de las próximas elecciones locales y autonómicas.Entre otras cosas porque nadie en sus cabales lo llevaría a cabo antes, so pena de hacerse el "haraquiri", por mucho que algunos insistan el que el llamado "proceso" sigue adelante. Eso no lo piensa nadie que tenga un mínimo de inteligencia, ni siquiera un Peón negro o azul.

Hay, en cualquier caso, personajes que quieren sacar "punta" a todo y quieren esperar a ver el texto de la sentencia, seguramente esperando ver como lo vinculan a una cierta polilización del asunto. Van Dados: o son unos ilusos o realmente piensan que el Poder Judicial y los Tribunales de Justicia es el terreno idoneo para ganar lo que no han podido conseguir en la lidia electoral.

A lo largo de mi vida he visto como Jueces que, a pesar de su ideología, han tenido que dictar sentencias ajustadas a derecho. Lo mismo que no me ha temblado a la mano para firmar recursos de queja contra actuaciones que no me parecían acordes con los procedimientos. Y también conozco a algún vocal del Consejo General del Poder Judicial, antes magistrado, que pronunció conferencias sin "ton ni son" y se llevó lo que la corporación correspondiente le pareció oportuno otorgarle. Supongo que no sería para "comprarle", lo mismo que a otros personajes.

Creo en el Estado de Derecho y me parece una buena decisión la tomada en esta Sentencia. A pesar de lo que puedan hacer los terroristas de ETA de aquí en adelante.

Por cierto, bien venido el nuevo Ministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo. Buenos exitos y mejor ventura a Juan Fernando López Aguilar. en las empresas que emprenda.

Ceranda Digital