Ceranda Digital

Publicado el 9 de Mayo, 2007, 12:58

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

Hay personajes en esta sociedad que piensan que nos encontramos en la época canovista, de las regalías, las dadivas, etc.; que su elección por la ciudadanía les confiere carta de naturaleza para la administración de los bienes públicos como les viene en gana ya se trate de instituciones publicas (ayuntamientos,diputaciones), ya se trate de instituciones semipublicas (consorcios, organismos autonomos, sociedades municipales o cajas de ahorro) para atender su particular clientela, ya sean estos familiares directos, familiares politicos o inclusive alguna "amistad intima".

 Uno pensaba que con la llegada de la democracia ese tipo de practicas se había cortado, que aquello de ir a cobrar a fin de mes, de publicar una "fe de erratas" comunicando la nueva relación de funcionarios, y un largo etc. había desaparecido. Pero no. O al menos no para algunos, que no dudan en ofrecer puestos bien remunerados para el "retiro politico". Tengan forma de Consejos de Administración, Personal de Alta Dirección para lo cual no se necesita cualificación alguna (Grupo 2), etc.

 Aparte de esas prevendas también hay que "colocar" a otras personas en puestos inferiores o subalternos. Igual que lo hacia el franquismo (ver Historia de España de Manuel Tuñon de Lara) con los falangistas(enseñanza, estancos, auxiliares y subalternos) o ordenes religiosas (enseñanza).

Un campo abonado en la actualidad es la Administración Local. Asi aparecen el sobrino del concejal, el hijo del Alcalde, etc. O el/la mismisimo responsable de organización del partido, cuyo cargo, en ocasiones, se asemeja cada vez más al de un "pistolero/a".

Raro es la legislatura en la que algún politico no da un puñetazo encima de la mesa y amenaza con ir a ver al Notario, del mismo modo que algunos, para salvar su conciencia, hacen reserva de voto ante el mentado fedetario público ...Las hemerotecas y la memoria no mienten.

La ultima vez de la que se tiene noticia del uso de "cartas marcadas" ha sido hace unos días y así se hacia eco de la misma el diario digital "El Rugido"

denuncia un presunto caso de enchufismo y anuncia que impugnará las oposiciones de auxiliar administrativo que se están celebrando en la Diputación. Los socialistas han denunciado las irregularidades de una oposición en la que advierten del pucherazo para intentar colocar a familiares de diputados y altos cargos del PP. La falta de transparencia en el proceso llevó al portavoz socialista, Marcelo Alonso, a abandonar el tribunal y denunciar las numerosas irregularidades que se estaban produciendo en el proceso de selección. El socialista pidió que se aplazaran los exámenes hasta después de las elecciones. El viceportavoz del PSOE, Matias Llorente, denunció la inmoralidad de que se presenten a las oposiciones familiares directos de diputados del PP que han tenido que dimitir del tribunal ante la incompatibilidad. Llorente afirma que se han cometido varias irregularidades y asegura que "los examenes se han fotocopiado hasta en cuatro impresoras diferentes y han sido filtrados".

Si bien se hace necesario se aclare el presente particular, no estaría de más una idéntica vigilancia con los contratos de obras o servicios. No vaya a ser que por ahí pudieran tener lugar favoritismos. En el momento de la firma o a posteriori, durante la vigencia del contrato. No vaya a ser que alguno se ponga "cardiaco". Y es que algunas "músicas" no suenan precisamente bien. Hay que desterrar el juego con "Cartas Marcadas".El juego "sucio".

 Ceranda Digital