Ceranda Digital

Publicado el 28 de Julio, 2007, 12:45

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

El pasado miercoles 18 de julio acudía a la cita con sus lectores la revista "El Jueves", semanario de humor. Y lo hacia con una portada ciertamente llamativa donde una pareja (no se cita a nadie) hacia el amor y a ello se le acompañaba un texto que tiene vd. amable lector como imagen de acompañamiento.

 El viernes 20 de julio trascurrida la hora de la sobremesa (más de 48 horas despues de su cita con los lectores) escuchamos en los medios de comunicación las primeras informaciones que dan cuenta de un hecho ciertamente noticiable: el secuestro de una publicación conocida (El Jueves, con 1573 numeros) en el ámbito del humor, de parte de un juez no menos conocido por su intervención en procesos judiciales (el Magistrado Del Olmo).

La decisión del Secuestro de una publicación y los actos sucesivos que la acompañan al supuesto ilicito penal cometido supone la adopción de una medida excepcional a un derecho constitucional cual es el de la libertad de expresión, el derecho a la información y el derecho a la critica, según la cual su máximo interprete señala que comprende tanto el derecho a comunicar información veraz, emisión de opiniones, asi como el derecho a recibirla por parte de los ciudadanos.

 Dicho derecho no se aplica exclusivamente a las informaciones o ideas que se reciben favorablemente o se consideran inocuas o indiferentes, sino también aquellas que ofenden, hieren o simplemente molestan.

He escuchado y leido opiniones a propósito de esta medida que me hacen reflexionar serenamente en que Estado me encuentro. Se esta hablando del tema como si la cuestión tuviera que ver con un debate (¿?) entre Monarquia o República, sobre determinadas valoraciones o juicios morales, eticos o esteticos acerca del contenido de la citada portada. Así como de colectivos de profesionales de la información y gentes del derecho, en la que en algunos casos "se la cogen con papel de fumar", con perdón.

 Cuando de lo que se supone que tendría que consistir el debate es acerca del amparo juridico de la decisión tomada por el magistrado Del Olmo que nos ha hecho famosos allende nuestras fronteras. Ha habido, sinceramente, atentado al honor?. Se ha calumniado a alguien?. Ha existido intención difamatoria hacia alguna persona o institución?.

Todo eso es lo que tendrá que demostrar la autoridad judicial de forma fehaciente y clara. Ahi no valen juicios morales y eticos, ni de establecer presunciones.

Muchos ciudadanos estaremos atentos al desarrollo de los acontecimientos. Si yo fuera el Juez que tuviera encomendado el caso tengo perfectamente claro lo que haría. En esto nos retratamos todos los españoles.

Se impone claramente una rectificación del juzgador.O queremos un debate parecido al que se dió con motivo de las caricaturas de Mahoma?.

Ver Además:

 Kalituxi, José Rodríguez, Cristobal H, Moscas en la sopaIII República, A la sombra del tomate, Fernando Berlín, A sueldo de Moscú, NetoRatón, GuerrayPaz, José Luis Prieto, José CarlosEduardo Madina, Pido la palabraMangas Verdes, Papel en Blanco, Oscar Iglesias, Luis Solana, Sonia Blanco, Kabila, Pixel, Amorín 69, A este lado del rubicón, Serantes, Los agujeros negros, Pixel y dixel, Maripuchi, entre otros.

Ceranda Digital