Ceranda Digital

Sociedad


Publicado el 28 de Julio, 2007, 12:45

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

El pasado miercoles 18 de julio acudía a la cita con sus lectores la revista "El Jueves", semanario de humor. Y lo hacia con una portada ciertamente llamativa donde una pareja (no se cita a nadie) hacia el amor y a ello se le acompañaba un texto que tiene vd. amable lector como imagen de acompañamiento. [continua leyendo ...]

Publicado el 6 de Julio, 2007, 22:19

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

¿Quién no se ha sentido un poco perdido a la hora de cumplir con los distintos trámites que requiere la Administración Pública de las asociaciones a lo largo de su existencia?.

De todos es sabido que con motivo del proceso de transferencias las asociaciones en función del ámbito territorial en el que se desenvuelven se relacionan, para su gestión como tales, en el espacio Nacional (las que tienen como territorio la totalidad del Estado Español) y el resto (las Autonómicas, Provinciales, Comarcales y Locales) han pasado a depender de sus respectivas Comunidades Autónomas. [continua leyendo ...]

Publicado el 9 de Mayo, 2007, 12:58

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

Hay personajes en esta sociedad que piensan que nos encontramos en la época canovista, de las regalías, las dadivas, etc.; que su elección por la ciudadanía les confiere carta de naturaleza para la administración de los bienes públicos como les viene en gana ya se trate de instituciones publicas (ayuntamientos,diputaciones), ya se trate de instituciones semipublicas (consorcios, organismos autonomos, sociedades municipales o cajas de ahorro) para atender su particular clientela, ya sean estos familiares directos, familiares politicos o inclusive alguna "amistad intima".

 Uno pensaba que con la llegada de la democracia ese tipo de practicas se había cortado, que aquello de ir a cobrar a fin de mes, de publicar una "fe de erratas" comunicando la nueva relación de funcionarios, y un largo etc. había desaparecido. Pero no. O al menos no para algunos, que no dudan en ofrecer puestos bien remunerados para el "retiro politico". Tengan forma de Consejos de Administración, Personal de Alta Dirección para lo cual no se necesita cualificación alguna (Grupo 2), etc.[continua leyendo ...]

Publicado el 4 de Mayo, 2007, 13:37

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

Hay en la vida personajes que te dejan marcado, que dejan huella. Para mi uno de ellos es Jose María Suárez González. Le conocí y tuve un breve parlamento con él en el Hostal de San Marcos,en León. Lo mismo que con otros personajes de la vida leonesa. De la economía, de la literatura, de la política, del "demos" provincial. Algún día iremos desgranando algunas de las conversaciones mantenidas con personas "de primer nivel". Porque la clase dirigente actual, de media, no pasa del 3,5. [continua leyendo ...]

Publicado el 6 de Abril, 2007, 22:36

Escrito por Maruja Torres

El Pais - 06/04/07

"Los ministros de la Iglesia no deben ser protagonistas, sino servidores". Lo ha dicho el cardenal y arzobispo Antonio Rouco Varela, a raíz de la orden de cierre emitida por la jerarquía católica contra la parroquia de san Carlos Borromeo, en Entrevías, acusados sus curas de no cumplir con la liturgia: qué excusa para, de acuerdo con la época, meterles mano, con las ganas que les tenían por su labor social y su independencia. Que me explique Rouco, respecto a la modestia, en dónde se la dejó el día en que se puso de tiros largos para largarles a los príncipes de Asturias y a toda España el más reaccionario de los sermones de boda. [continua leyendo ...]

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial - Maruja Torres, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 11 de Marzo, 2007, 19:36

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

 Los integrantes del Colectivo de Musicos de León, disconformes con el tratamiento dado a la "Historia de la Musica Moderna Leonesa" están que no paran: ya no solamente se reunen en almuerzos y debaten, sino que cada vez van alcanzando mayor visibilidad sus posiciones. A tal efecto disponen de un foro de discusión en Internet, cuyo enlace recomiendo encarecidamente. Son varios los temas que figuran en su Agenda, [continua leyendo ...]

Publicado el 8 de Marzo, 2007, 18:34

Escrito por Jesus Garcia Martinez

A finales de Enero de 2007, muchos músicos y conjunteros retirados o en activo, de la provincia de León, ya sabíamos lo que nos iba a regalar la autodenominada HISTORIA DE LA MUSICA MODERNA EN LEON que a bombo y platillo anunció su publicación, meses atrás, el prestigioso DIARIO DE LEON, el de los 100 años.

La apreciación en la presentación de la obra de una serie de errores incomprensibles y de ausencias imperdonables, nos ponían en guardia ante el inmediato desastre que se avecinaba, por entregas semanales. La elección del responsable de la obra muy conocido en la capital -un agitador musical- como él mismo se define, presagiaba también las peores expectativas posibles.

Una tarde en un céntrico bar, coincidimos dos músicos de la vieja guardia. Sobre el mostrador, mientras apurábamos unas cervezas salió el tema del contenido de los primeros fascículos de la “historia”.

Coincidimos en que los más importantes artistas y formaciones musicales de León y provincia y otras que habían girado por todo el mundo, no estaban incluidas en los fascículos. Tampoco estaban los grandes músicos locales que por poner un ejemplo, estuvieron con Julio Iglesias como tales o de arreglistas, u otros que daban vueltas y vueltas por el globo actuando ininterrumpidamente desde hacía décadas. Aquello y otra serie de errores gordos e imperdonables, nos encogió el corazón. [continua leyendo ...]

Publicado el 2 de Marzo, 2007, 10:37

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

Parece que dentro de los Peones Negros la cosa está que "arde". El texto que precede se califica por si solo ...

Bueno, ya que no podemos editar, esto ya es lo más, ni editar podemos. Después de leer tanto a FerminZa como a cortijo a los que le agradezco la siceridad y claridad que han tenido yo tengo que decir lo siguiente. La Asociación Peones Negros de León se declara a partir de este momento completamente independiente de la Asociación Nacional Peones Negros, así como de cualquier organo de gobierno emanado de esta. Hasta que no haya una dirección nacional de confianza nosotros retiramos nuestro apoyo a la Junta Gestora existente. Exigimos la verdad del 11M al gobierno y no recibimos de nuestra estructura interna mas que mentiras y cuando más medias verdades. Eso yo no lo admito. Los símbolos de los PPNN son de todos los que hemos luchado por ellos. A mi me ha costado mucho salir del salón de mi casa a la calle para que ahora desde despachos enmoquetados me metan dentro otra vez. El que quiera retirarme las banderolas y los símbolos de PPNN que venga a mi casa a por ellos. Un saludo a todos, [continua leyendo ...]

Publicado el 10 de Febrero, 2007, 19:59

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

PLAGIO, tomado de la Wikipedia en Español

Un plagio es una infracción del derecho de autor sobre una obra artística o literaria, que se produce mediante la copia de la misma, sin autorización del dueño o de quién posee los derechos sobre eso, y la presentación de la copia como una obra propia.

Esta semana nos hemos encontrado a el actual Alcalde de León Mario Amilivia González, "Alcalde por accidente" (recuerdese la infame moción de censura que desalojo a los socialistas del gobierno municipal de León), pretendiendo ejercer de abogado de Margarita Torres Sevilla, profesora medievalista, cronista oficial de León y joven con garra/empuje, acusando al PSOE Leonés y concretamente al aspirante a Alcalde de León Francisco Fernandez Alvarez de "Plagiar" una idea de la Sra. Torres Sevilla referente al Palacio de los Condes de Luna. [continua leyendo ...]

Publicado el 6 de Diciembre, 2006, 21:09

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

La Fundación BBVA ha llevado a cabo recientemente un estudio acerca de los comportamientos de la juventud universitaria española. Dicho trabajo trabajo, realizado por la Unidad de Estudios Sociales y de Opinión Pública. Dicho estudio se basa en una amplia encuesta sobre la visión de los jóvenes universitarios respecto a sus estudios y perspectivas vitales y profesionales. [continua leyendo ...]

Publicado el 16 de Octubre, 2006, 22:02

                                                                                                                                                      Escrito por Felipe Martinez Cañibano                                                                                                                

En estas jornadas de Defensores del Pueblo que se celebran en León, con presencia de los doce procuradores de la diversas Comunidades Autónomas donde existe dicha figura, analizando las consecuencias sociales y medioambientales que produce la urbanización a gran escala, comprendiendo las siguientes cuestiones que se expondran en el taller de Urbanismo y medio ambiente, Mesa redonda sobre las consecuencias sociales y medioambientales de la urbanización del litoral.

 En la Jornada de apertura el Defensor del Pueblo Enrique Múgica Herzog ha insistido en la necesidad del respeto a las resoluciones judiciales y a una mayor dotación economica de los medios de los que dispone la Administración de Justicia, cuestión a la que nos sumamos y que esperamos se vean plasmadas con motivo del debate de los Presupuestos Generales del Estado.

De todo ello se harán publicas las conclusiones sobre las que se viene trabajando en diversas instituciones en los ultimos meses Finalmente habrá una reunión de Coordinación de los Procuradores del Común. [continua leyendo ...]

Publicado el 1 de Septiembre, 2006, 19:40

Escrito por Guillem Mundet i Genís

Observatorio para la Cibersociedad - 03-07-06

Pero... Si cualquiera puede copiar vuestros libros y pasar sin comprarlos, ¿de qué coméis vosotros?" Esta pregunta nos es hecha a menudo, la mayor parte de las veces seguida de la observación siguiente: " El copyright es necesario, ¡hace falta proteger a los autores!"

Este género de afirmaciones revela cuánto humo y cuánta arena ha conseguido arrojar la cultura dominante (basada en el principio de propiedad) y la industria del entretenimiento a los ojos del público. En los medios y en nuestras mentes se perpetúa la ideología confusionista en materia de derechos de autor y propiedad intelectual, pese a que el renacer de los movimientos y la transformación en curso la estén poniendo en crisis. Sólo a parásitos y gorrones conviene hacer creer que "copyright" y "derecho de autor" son la misma cosa, o que exista la contraposición entre "derecho de autor" y "piratería".

No es así. Los libros del colectivo Wu Ming son publicados bajo la siguiente nota: "Está permitida la reproducción total o parcial de esta obra y su difusión telemática siempre y cuando sea para uso personal de los lectores y no con fines comerciales". Esta nota está basada en el concepto de "copyleft", inventado en los años ochenta por el "movimiento por el software libre" de Richard Stallman y compañía, y está siendo aplicado en muchos sectores de la comunicación y la creatividad, de la divulgación científica y de las artes.

"Copyleft" (un denso juego de palabras intraducible) es una filosofía que se traduce en diversos tipos de licencias comerciales, la primera de las cuales fue la GPL [GNU Public License] del software libre, nacida para tutelar a éste último e impedir que nadie (por ejemplo Microsoft) se apropie y privatice los resultados del trabajo de comunidades libres de usuarios y programadores. Para quien no lo sepa, el software libre se caracteriza por tener el "código abierto", lo que lo hace potencialmente controlable, modificable, mejorable y copiable por los usuario.[continua leyendo ...]

Publicado el 11 de Julio, 2006, 20:01

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

De todos es conocida la hospitalidad de los bercianos, maestros en agasajar a todos los visitantes que se honran en visitar su tierra y departir y compartir con sus hombres y mujeres.

En el día de ayer el protagonista de tal reacción era el Alcalde de Camponaraya y Senador Antonio Canedo Aller que, por mandato de la totalidad de los Grupos Políticos municipales (incluídos el PP y el Partido del Bierzo) dar su nombre la avenida que parte desde el Ayuntamiento hasta los terrenos donde se edificarán las 550 viviendas de protección oficial, con motivo de la presencia de la Ministra de la Vivienda María Antonia Trujillo Rincón, haciendo uso de la diplomacia manifestó:

Diario de León

"Acepto pero tengo que hacer un ofrecimiento más importante; que se llame avenida de la Ciudadanía"
dejando claro que son los ciudadanos los protagonistas de la gestión pública. Queda pues en manos de la Corporación de Camponaraya dicha decisión. En cualquier caso no deja de ser un gesto de amabilidad propio de las gentes del Bierzo.

==<< Periodista Digital >>==

Publicado el 24 de Junio, 2006, 10:38

El dia 25 de mayo estuvo en León Julian Casanova Ruiz, para pronunciar una conferencia bajo el titulo "La Guerra Civil , setenta años después". dentro del ciclo De la esperanza a la tragedia. 75 aniversario de la proclamación de la Segunda República Española,  organizado por Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de León en las instalaciones de la Fundación Sierra Pambley.

Tuvimos oportunidad de hablar antes de su impartición y posteriormente. Le pregunté si disponía de un texto para poderselo facilitar a los lectores de Ceranda Digital, a lo que nos respondió que preferia impartir esta en función de la audiencia. En el texto que posteriormente escribió, hoy aqui reproducido, hay referencias a su paso por  León, cuando cita al Obispo de León Jose Álvarez Miranda, sancionado por el franquismo, por los excesos denunciados por este. Dejemos que sea el profesor Casanova Ruiz  quien tome la palabra ...

Felipe Martinez Cañibano

Escrito por Julian Casanova Ruiz

El Pais - 14-06-06

"¿Por qué, Señor, has tolerado esto?" , se preguntaba recientemente el papa Papa Benedicto XVI la visita al campo de concentración polaco de Auschwitz-Birkenau, el mayor complejo de exterminio construido por los nazis, donde se gaseó, desde marzo de 1942, a centenares de miles de hombres, mujeres y niños, la mayoría judíos.

La Iglesia católica española necesitaría hacerse la misma pregunta 70 años después del inicio de la Guerra Civil. Las imágenes de destrucción que ocasionó la violencia anticlerical en la zona republicana dieron la vuelta al mundo y generaron una corriente de simpatía a favor del bando franquista, mientras que la Iglesia amparó, silenció y ocultó la guerra de exterminio dirigida por los militares sublevados en nombre de la patria y de la religión. Después, feliz y gozosa con todos los privilegios que le proporcionó la dictadura de Franco, nunca quiso saber nada de las víctimas del otro lado y rodeó a sus mártires de una mitología y de un ritual que dura hasta la actualidad. Puede ser el momento de revisar todo eso y de dejar de conmemorar con ceremonias de beatificación y canonización un pasado que poco tuvo de heroico y glorioso. [continua leyendo ...]

Publicado el 25 de Mayo, 2006, 14:33

PRÓXIMA SENTADA PACÍFICA, CÍVICA Y FESTIVA, DOMINGO 28 A LAS 19H DONDE NOS DEJEN. Para discutir y exponer tus ideas hazlo en articulo discusion.

¡QUE CORRAN DE NUEVO LAS CADENAS DE EMAILS! ¡COLGADA MASIVA DE CARTELES PERO YA! ¡BLOGEO MASIVO!

Para ver la información sobre las anteriores sentadas:


Tabla de contenidos

[esconder]

[continua leyendo ...]

Publicado el 21 de Abril, 2006, 12:10

TEXTO INTEGRO DEL MANIFIESTO

Organizaciones firmantes del manifiesto Asaja, CCOO, Coag Coordinadora Agraria, Confederación de Vecinos, Consejo de la Juventud, IU, PARTIDO POPULAR, PSOE, TC, CAMARAS DE COMERCIO, INDUSTRIA Y NAVEGACION DE CASTILLA Y LEON, UCCL-COAG, UGT y UPA, que se leerá en la campa de Villalar el próximo domingo, 23 de abril, con motivo de la celebración del Día de Castilla y León.

Es de lamentar la no participación de CECALE, organización patronal de Castilla y León, en la firma del manifiesto debido a la "ausencia de aspectos no recogidos en el mismo..."

En cualquier caso es digno de destacar que, por vez primera, en 30 años representantes de los colectivos más representativos de la Comunidad Autónoma  sean participes de un manifiesto y unas celebraciones que son del conjunto de los ciudadanos de Castilla y León.

"El actual escenario político ha dado pie a la reforma de los Estatutos de Autonomía de las distintas comunidades autónomas que configuran la nación española.

La etapa de diálogo abierta en Castilla y León ha de permitirnos llegar a acuerdos sobre esta y otras cuestiones fundamentales para nuestro desarrollo autonómico ya que, como demuestra nuestra historia reciente, avanzamos más en el desarrollo autonómico cuanto mayor es el grado de acuerdo entre las fuerzas políticas y sociales. Por ello, reivindicamos, una vez más, el consenso como el mejor camino para lograr una reforma de nuestro Estatuto de Autonomía que nos permita alcanzar el mismo grado de autogobierno que cualquier otra comunidad, con el fin de dar una mejor respuesta a las demandas de los castellanos y los leoneses, haciendo posible que todos nos sintamos aún más orgullosos de formar parte de Castilla y León. [continua leyendo ...]

Publicado el 12 de Abril, 2006, 18:54

Escrito por Redacción Ceranda -12-04-06 

Genarín es la más atípica procesión de la Semana Santa  Leonesa.  Festividad poética en honor a un viejo pellejero, borrachín y putero, que llenó de anécdotas y chascarrillos  a la ciudad de León en los años 20, haciéndose merecedor de un recuerdo eterno a través de la mas surrealista y onírica de las procesiones de la Semana Santa leonesa.

   En León, todos los Jueves Santos, a las doce de la noche sale de la Plaza del Grano, la Procesión de la Cofradía de Nuestro Padre Genarín.  Procesión de borrachos que festejan al orujo y los versos irónicos y lascivos que escribieron y escriben los seguidores del Santo Pellejero.   

   Sus textos, su iconografía, elaborados por sus fieles seguidores, artistas y bohemios de esta ciudad, agrupados en la Cofradía de Nuestro Padre Genarin. En Definitiva otro buen motivo para acercarse por León.

Inicio de la procesión.

Ver además:

Genarin en la Wikipedia

Album de Fotos Semana Santa 300 Fotografías

Peculiaridades Semana Santa Leonesa

Publicado el 27 de Marzo, 2006, 19:31

Las Jornadas de Blogs Socialistas han sido un éxito. Ayer en la mesa redonda que moderé, por la tarde, en la que participaron -de derecha a izquierda en la foto-: Fernando Jáuregui, director del Diariocritico; Juan Antonio Barrios, diputado del Congreso de los Diputados; Pepa Torres, Directora de formación de la Fundación ONCE; y Quintín Racionero, Catedrático de Filosofía de la UNED, se produjo una discusión interesante. Quintín Racionero hablo de la ética que debe regir nuestras vidas y también el mundo de los blogs: la importancia de la verdad y el respeto. Hoy día en muchas páginas webblogs, la falta de respeto y la mentira se establece como si fuese algo normal y positivo. Ante esto ¿donde está la libertad de expresión y donde la ética?

El diálogo entre Jáuregui y Quintín fue muy interesante y pienso que debe ser el comienzo de una reflexión profunda en este nuevo, maravilloso y dinámico camino con Internet. [continua leyendo ...]

Publicado el 15 de Marzo, 2006, 11:37

Escrito por Manuel Reyes Mate Rupérez, es Profesor de Investigación del Instituto de Filosofía, perteneciente al CSIC 

El Períodico - 14-03-06

La política de las víctimas puede entenderse de dos maneras de acuerdo con el doble sentido del genitivo castellano: desde las víctimas (sentido posesivo); sobre ellas (genitivo ablativo). Aunque están relacionadas, son políticas diferentes.

Las víctimas no pueden pretender dictar la política de la comunidad sobre el terrorismo porque no la representan. El terror que padece la sociedad española es de amplio espectro y afecta a muchos, bien es verdad que de distinta manera. De ahí la responsabilidad del Gobierno que representa a todos en dirigir esa política. Si algo tan evidente no es aceptado por algunos políticos y algunas víctimas, empeñándose en una politización que enfrenta a víctimas con Gobierno, habrá que endosarlo a razones extrañas a los intereses de las propias víctimas. Ni Acebes ni Alcaraz hacen favor alguno a los afectados por el terror. [continua leyendo ...]

Publicado el 20 de Febrero, 2006, 19:48

Infocapitalistas y pronetarios se enfrentan en un nuevo escenario de lucha de clases

Escrito por Joël de Rosnay

Traducido del francés por  Eduardo Martínez

La democracia de Internet se ha asociado a nuevos modelos económicos y originado una e-revolución que se asemeja a una nueva lucha de clases entre los "infocapitalistas", ostentadores de los contenidos y de las redes de distribución, y los "pronetarios", los nuevos productores y compradores de bienes y servicios producidos por ellos mismos a través de la red. Se trata de una revolución tan importante como la Revolución Industrial que acorta distancias respecto a los poderes establecidos. El "imperio contraataca", pero con medios inadecuados, aunque todavía será necesario que el nuevo universo gratuito demuestre que es capaz de generar beneficios indirectos, asegurando el crecimiento económico, el reparto de la riqueza y la solidaridad. El modelo industrial tradicional otorgó el poder a los poderosos a través de la centralización de los medios de producción y distribución. A continuación los poderosos han intentado traspasar este modelo a la sociedad de la información, pero las reglas del juego han cambiado. [continua leyendo ...]

Publicado el 15 de Febrero, 2006, 20:20

Ceranda 15-02-06

Gallardón no cumple sus promesas sobre salud y calidad de vida. Algo tan importante como es aire que respiramos está siendo irrespirable por culpa de las obras, produciendo graves problemas de salud. Ayer, en la estación de la plaza de Luca de Tena -la más cercana a la zona de las obras- se alcanzaron registros que rebasaban los 300 microgramos a las once de la mañana. Según la legislación municipal, a partir de 150 microgramos por metro cúbico se establece el umbral de alerta. Los niveles duplicaron ayer el umbral de alerta por concentración de partículas en al aire, que según la Unión Europea es "el nivel a partir del cual una exposición de breve duración supone un riesgo para la salud humana". 
Los barrios cercanos a las obras de la M-30 a su paso por las proximidades del Manzanares conviven con verdadero hastío con una nube de polvo. Las zonas cercanas a la plaza de San Pol de Mar, San Isidro, Vallecas y la Estación del Norte mantienen una lucha diaria contra el polvo. Algunos piensan que las obras de construcción del túnel que soterrará la M-30 a su paso por el Manzanares mejorarán sus condiciones de vida. Pero, como se afirma en El País, la mayoría denuncia los problemas de suciedad y de salud que provocan las obras, y no se resigna a vivir así hasta que esté concluida la remodelación de la autovía emprendida por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.
El Ayuntamiento sostiene que la contaminación que generan las excavaciones en la M-30 es mínima y que no tiene que ver con los altos índices de partículas en suspensión registrados en los últimos días por las estaciones de medición medioambiental. Éstas llegaron ayer a alcanzar niveles de hasta 600 microgramos por metro cúbico de aire, cuando la normativa municipal establece el umbral de alerta en 150. [continua leyendo ...]

Publicado el 13 de Febrero, 2006, 11:06

Redacción Ceranda - 13/02/06

La Audiencia Nacional ha notificado a la familia de José Couso que los Estados Unidos de América han denegado la petición de la justicia española de interrogar a los presuntos asesinos de José Couso, el sargento Thomas Gibson; el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp, de la  Tercera División de Infantería Acorazada del ejército estadounidense.

El departamento de Justicia estadounidense responde así a la Comisión Rogatoria enviada el pasado mes de junio por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, en la que pedía tomar declaración a los tres soldados en suelo estadounidense. [continua leyendo ...]

Publicado el 10 de Febrero, 2006, 0:04

Ceranda 10-02-06

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, tiene razón la Comunidad de Madrid "actúa en contra de la salud de los madrileños". La ministra ha señalado que "los madrileños debemos esperar que los gobernantes se preocupen por nuestra salud, y la Comunidad de Madrid actúa en contra de la salud de los madrileños; lo hizo con las listas de espera, donde hizo trampa, y en el caso de Leganés, y espero que no lo haga con la norma que desarrolla la ley del tabaco".

El tabaco produce 50.000 muertes al año en España y muchas enfermedades, y hay que evitarlo. Lo que afirma la ministra lo comparten muchos expertos. Hoy, José Luis de la Serna, director de la sección salud de El Mundo, afirma que la Ley Antitabaco vigente en nuestro país desde hace 40 días es uno de los mejores logros para la salud pública en las últimas décadas. Todos los expertos así lo reconocen. Muchos, incluso, insisten en que se podría haber llegado [continua leyendo ...]

Publicado el 8 de Febrero, 2006, 7:54

Ceranda 08-02-06

Ruiz Gallardón ha organizado unas obras "faraónicas" que no solo cambiará la M-30, lo que es mucho más importante es que ha cambiado el medio ambiente de la ciudad. Muchas investigaciones han confirmado que las ciudades con árboles mejoran el estado de salud de los ciudadanos. Al cortar cientos de árboles se cambia el ecosistema; niveles de oxigeno y otros tan importante como es que al quitar todos los árboles y arbustos que tiene una medida paliativa en todo el entorno. Se ha producido un impacto de ruido y de polvo, el polvo atmosférico ha aumentado de manera alarmante, Madrid es una de las ciudades más contaminadas, y están produciendo un aumento muy importante de enfermedades en la zona. Pues también la modificación del entorno influye de manera directa en la salud de las personas y en su calidad de vida. Se ha producido daño psicológico a las personas. Durante meses los niveles de ruido se han incrementado de forma ostensible, Pero incluso las personas de los Distritos afectados, más de un millón de ciudadanos están afectados por las obras, que han tenido problemas cardiacos y de circulatorios y tienen que andar por prescripción facultativa resulta que ya no pueden. Los problemas de salud de las personas en la zona de las obras son muy importante. Y lo que es muy grave es que no se han realizado estudios para prevenir los riesgos. [continua leyendo ...]

Publicado el 1 de Febrero, 2006, 13:20

Ceranda -29-01-06

En el primer mes del 2006 ya se han producido 8 muertes por causa de la violencia de género. Desde hace muchos años se viene produciendo muchas muertes, mucho sufrimiento, mucha enfermedad que merece que se tomen medidas serias.Informe de la OMS

El Informe Mundial sobre la Violencia y la Salud, que aconsejo leer, y descargar, publicado por la Organizacion Mundial de la Salud es el primer informe general de estas características que aborda la violencia como un problema de salud pública en todo el mundo. Cada año, más de 1,6 millones de personas en todo el mundo pierden la vida violentamente. Los expertos en salud pública señalan que esos datos no son sino la punta del iceberg, puesto que la mayor parte de los actos violentos se cometen puertas adentro y quedan sin registrar. [continua leyendo ...]

Publicado el 29 de Enero, 2006, 13:33



En cuanto a su trayectoria política, lo más sobresaliente ha sido: En 1983, el Partido le designo candidato a la Alcaldía de Mérida (Badajoz). Con dificultad obtuvo el escaño de concejal. Fue diputado de la Asamblea de Extremadura en la primera legislatura autónoma (1983-1987) y en la II legislatura, para el período 1987-1991. En las elecciones generales de 1993 resultó elegido senador del Partido por Badajoz. Ese mismo año, en septiembre de 1993, fue designado presidente regional del Partido, debido a que su predecesor, D. Luis Ramallo, tuvo que dimitir por ser incompatible este cargo con el de diputado del Congreso. En las elecciones generales del 3 de marzo de 1996 fue reelegido senador por Badajoz. Tras estas elecciones Barrero fue designado por Aznar Presidente de la Cámara Alta. Sobre su etapa al frente del Senado [continua leyendo ...]

Publicado el 14 de Enero, 2006, 19:24

Escrito por Carmen Sánchez Carazo

Ceranda -14-01-06

En realidad una persona es más o menos discapacitada en la medida en que la sociedad lo discapacita, lo rechaza, lo discrimina. Una persona con un problema en las piernas es menos discapacitada en una ciudad sin escaleras, con autobuses con rampa, ect, que en una ciudad llena de barreras arquitectónicas. Pues igual ocurre con una persona con discapacidad auditiva, si la sociedad proporciona  las ayudas y los medios suficientes para aumentar su autonomía [continua leyendo ...]

Publicado el 25 de Diciembre, 2005, 18:28

Redaccion Ceranda

ConsumeHastaMorir.com es una reflexión sobre la sociedad de consumo en la que vivimos, utilizando uno de sus propios instrumentos, la publicidad, para mostrar hasta qué punto se puede morir consumiendo.

Este proyecto nace dentro de la asociación Ecologistas en Acción, una confederación de ámbito estatal fruto de la unificación, en 1998, de más de 300 grupos ecologistas.

Este eslogan, "consume hasta morir", un tanto tremendista, responde a una realidad social que llevamos tan inmersa en nuestro comportamiento que, a veces, ni nos damos cuenta de muchos hábitos de consumo que repetimos, día tras día, hasta, como queremos manifestar, el límite de nuestra existencia. [continua leyendo ...]

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 8 de Noviembre, 2005, 18:02

                                                                                                                                                                 

Escrito por Enrique Meneses

Bitacora de Enrique Meneses -07-11-05

En tiempos de Lionel Jospin, se desarrollaron políticas destinadas a mejorar la suerte de los inmigrantes cuyos hijos y, hasta en algunos casos, los nietos ya nacieron en Francia y son franceses. El desarraigo correspondía a los primeros llegados pero sus descendientes, de lo que sufren es de paro elevadísimo, de discriminación y de estar encerrados en "ghettos". ¿Puede una situación similar a la revuelta incendiaria que vive Francia, producirse en España? [continua leyendo ...]

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 31 de Octubre, 2005, 12:46

Escrito por Felipe Martínez Cañibano

Ceranda - 31-10-05

Es importante, hoy por hoy, el acceso a las nuevas tecnologías. De hecho se considera "analfabeto funcional" a la persona que no es capaz de desenvolverse en dicho medio. 

Sucede igualmente que la orografía española y las dificultades de tipo económico tambien complican este derecho, que debiera de ser, en la práctica, universal. Ello sin mencionar las barreras existentes en  el mundo rural y la realidad manifiesta derivada del hecho que las personas con mas de 50 años parecen estar (las estadisticas así lo demuestran),  alejadas de dicho cambio. Con todo lo que ello supone: estar alejados de una forma de comunicación cada vez mas universalizada. Y consiguientemente, su exclusión, como la de todos los colectivos que, de una forma u otra (economicos, minusvalías, etc.) se ven privados del mismo. [continua leyendo ...]

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 21 de Octubre, 2005, 11:30

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

Ceranda -21-10-05

Comunicado familia de José Couso y del Colectivo de Hermanos, Amigos y Compañeros

Desde ayer se han dado pasos importantes en relación con el Derecho Internacional a  raiz de la decisión tomada por el Juez Pedrún, especialmente en relación con el respeto a la Convención de Ginebra.

El Tte. Coronel y el resto de los integrantes del carro de combate (la expresión tiene que ver con mi estancia en la "mili" en un Regimiento de Caballeria) tienen que saber que en cualquier pais por el que transisten con el que España tenga firmado un Convenio de Extradición, les pueden entregar una "invitación" para pasar por la Audiencia Nacional y ser parte procesal en un procedimiento por "presunto" asesinato de Jose Couso.

Los norteamericanos pueden tener una "justicia ciega", los irakies pueden tener una justicia no homologada internacionalmente (desde el procedimiento garantista hasta la pena de muerte). En España hemos dado un paso adelante para perseguir a los genocidas, del tipo que sean.

Bueno, Aurelia, lo que no pudimos plantear a nivel general con motivo del comienzo de la invasión de Irak, pidiendo el procesamiento de Bush, Blair y Aznar,  tiene ahora una pequeña recompensa.

Que nos quiten "lo bailado", en cualquier caso..

Ver además:

Asociación Española de Profesores de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 20 de Septiembre, 2005, 11:23

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

Leo en Diario de León del 16 de septiembre  2005 el siguiente texto publicado en la sección "Cartas al Director"
Olvidados en el silencio.
Jaime Madrid
Se acapa de publicar una biografia del general republicano Vicente Rojo, a cargo de un nieto suyo, periodista de El País. Vicente Rojo fue republicano, católico y patriota, pertenece a esa parte de España, que tradicionalmente militó o estuvo muy cerca de la izquierda española, pero que no fue plenamente comprendido por algunos de sus propios compañeros de izquierda. Su memoria, como la de tantas otras personas de izquierda, algunas de ellas, aun vivas todavía, y que han llegado a ocupar puestos importantes en la administración ha sido completamente olvidada y silenciada, como en aquel entonces ocurrió también, por algunos grupos de la izquierda. El actual gobierno que tenemos ahora pertenece a ese grupo de la izquierda que siempre olvidó y silenció a estos compañeros, y que aun sigue haciendolo. ¿Que mótivos hay para esto? los mismos que antés de la guerra, la misma razón que ahora les lleva a silenciar la religión en las escuelas: nunca pudieron digerir, ni todavía han digerido lo suficiente, que la Iglesia Católica, tuviese entonces, y tiene todavia, una autoridad moral sobre ciertas personas, que ellos nunca pudieron imponer salvo por la fuerza de (física o a base de decretazos). Son otras personas, que también son de la izquierda, idénticos a ellos en pensamiento, pero que la única diferencia es, su condición de creyentes, personas piadosas y buenos ciudadanos. Estos, aun todavía, siguen siendo todavia injustamente marginados y discrimanados dentro de la propia izquierda. Mis más reconocido respeto y admiración hacia esas personas"

Del contenido de la carta podemos extraer algunas conclusiones: [continua leyendo ...]

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 10 de Septiembre, 2005, 1:00

renacerdelascenizas.jpg

Una web recauda fondos para reforestar el Bierzo y ayudar a Portugal
Escrito por Felipe Martinez Cañibano
Ceranda,10-0905

La Asociación Cultural Ecobierzo ha puesto en marcha una campaña en la red con un doble objetivo. En primer lugar se trata de recaudar fondos para ayudar a los afectados por los incendios que están arrasando Portugal. Y por otro para organizar una campaña con estudiantes del Bierzo para fomentar la concienciación de la importancia de los bosques y promover la reforestación de los enclaves mas castigados por la acción del fuego en la temporada de verano en el Bierzo. Para afrontar esta iniciativa Ecobierzo se ha puesto en marcha la web Renacer de las Cenizas También se ha habilitado un teléfono (902.886.654) con el propósito de informar a cualquier que esté interesado de forma directa, así como un correo electrónico infor@renacerdelascenizas.com.
La asociación está muy sensibilizada con las consecuencias de los incendios tanto en el ámbito peninsular como en el comarcal.
En el caso de Portugal sera Cáritas Portugal quien encauzará las aportaciones que se obtengan, o directamente a las familias que se han quedado sin casas para la finalidad de reconstruir sus hogares.

El resto de los fondos seran destinados para para una campaña escolar en que los alumnos de algunas escuelas del Bierzo y voluntarios reforesten zonas quemadas del Bierzo, y si fuera posible, tambien de otras zonas de la Peninsula.

Una buena iniciativa de desarollo y solidaridad entre el pueblo berciano y el luso.

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 10 de Septiembre, 2005, 1:00

CONSUMIDORES / La ley se aprobará a lo largo de 2006
PD/Agencias 09-09-05

Las compañías de telefonía móvil tendrán que facturar a sus clientes el tiempo exacto -en segundos- que dure la llamada, y los aparcamientos de pago sólo podrán cobrar la duración -en minutos- del estacionamiento. Éstas son dos de las novedades del anteproyecto de Ley de Mejora de la Protección de Consumidores y Usuarios que el Consejo de Ministros revisó ayer.
Fuentes del Ministerio de Sanidad y Consumo comentaron ayer que la ley todavía tardará en entrar en vigor, pero que esperaban que el trámite se concluya, y que la ley se apruebe, a lo largo de 2006.

El proyecto ha sido enviado a varios órganos consultivos (Consejo General del Poder Judicial, Consejo Económico y Social y Consejo Fiscal) para que lo estudien antes de ser enviado a las Cortes.
Hasta ahora, las compañías de telefonía móvil, por ejemplo, cobran una cantidad por establecimiento de llamada, y además un primer minuto de conversación, aunque ésta dure menos. A partir de ese tiempo, la facturación la hacen por paquetes de 30 segundos. Ello quiere decir que cobran lo mismo si se hablan 10 segundos o 59, o si la llamada dura un minuto y un segundo o minuto y medio. [continua leyendo ...]

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 10 de Septiembre, 2005, 1:00

bt.jpg

Escrito por Felipe Martinez Cañibano
Ceranda - 10-09-05

La asociación Aldea Bierzo, de reciente creación, ha planteado como iniciativa para despertar los recursos de las zonas rurales en beneficio de la comunidad a través de herramientas como el banco de tiempo, talleres varios...

¿Qué es el banco de tiempo?Es un banco que funciona sin dinero. En este banco únicamente se puede depositar tiempo, el cual se retira en el momento de ser utilizado. Un grupo de personas intercambian su tiempo a través de una serie de actividades puntuales y no repetitivas.

Para los que consideren dicha actividad interesante los contactos son: "ASOCIACIÓN ALDEA BIERZO"
Casa de la Cultura de Cacabelos - C/ Ángel Basante, 15 - 2ª Planta. CACABELOS (LEÓN) Telefono 987.549.359 o Correo Electrónico ó CEAS - Ayto. Cacabelos (Diputación de León)

Acceso al la Web del Banco del Tiempo de Aldea Bierzo

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 29 de Julio, 2005, 1:00

Escrito por David Ugarte - 21-07-05
En la comida, Tere, la compañera de Suso de Toro, hizo un comentario al vuelo sobre los atentados de hoy: "es un efecto similar al de las epidemias de suicidios entre adolescentes". Me quedo pensando: eso es matematizable, podrían calcularse tiempos de propagación y por tanto niveles de riesgo de "secuelas" tras un atentado. Una herramienta que podría ser interesante.

Leo a Pablo Pombo al llegar a casa:

claro que quienes han llevado a cabo los ataques de hoy copiaron el ataque del 7J, parece claro que les ha fallado la infraestructura (fabricación de explosivos…), pero contaban con un modelo, con el modelo del 11M. Nadie les ha dado ninguna orden, Alqaeda no sabe de jerarquías, su lógica es muy otra.

Y se me enciende la lucecita. Este de hoy es, en realidad, aunque haya causado menos daños, un ejemplo más avanzado de guerra distribuida que el 7/7. Precisamente por lo mismo que, como ha repetido hasta la saciedad la prensa inglesa, operativamente parezca obra de amateurs. O mejor dicho, porque lo son.

Esta vez es posible que el modelo haya sido tomado de la información pública (televisiones, periódicos, análisis en la red, etc.), por eso su aspecto de "réplica". Es muy posible que ninguno tuviera la más mínima formación en manejo y preparación de explosivos, que no hubiera afgani o yihadista de contacto alguno. Que haya sido imaginado y preparado entre el día siete y hoy por espectadores que vieron con admiración el atentado de entonces… Es posible, incluso probable. [continua leyendo ...]

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 29 de Julio, 2005, 1:00

Atentado 7-J.gif

EUROPA PRESS -26/07/05 - MADRID

La minoría progresista del Consejo General del Poder Judicial acogió hoy con "horror y vergüenza" las declaraciones del presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando, sobre las medidas anunciadas por Gran Bretaña tras los atentados del 7 de julio en Londres.
En un comunicado, los citados vocales muestran su más "enérgico repudio" a esas declaraciones de Hernando, que critican que se haya mostrado partidario "de la suspensión de derechos y libertades de los ciudadanos sin el preceptivo control constitucional o judicial, quedando al puro arbitrio policial".
"Reafirmamos que nuestros Jueces y Magistrados se mantendrán firmes en la defensa de los derechos y libertades de todas las personas, el primero de los cuales es el derecho a la vida, con plena sujeción a un proceso justo con todas las garantías", añade el comunicado.
Asimismo, creen que las declaraciones descalifican a su autor, "máxime siendo Presidente del Tribunal Supremo y del órgano constitucional de gobierno del Poder Judicial". El comunicado está firmado por los seis vocales del CGPJ a propuesta del PSOE, el de IU y del CiU.

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 8 de Mayo, 2005, 1:00

dessalinizadora_esquema.JPG

Escrito por Narcis Prat es Catedrático de Ecología de la Universitat de Barcelona

El Periodico de Cataluña - 06/05/05

Parece que cual maldición bíblica recurrente llega la sequía. La naturaleza nos recuerda de nuevo que lo habitual en ella es el cambio, la irregularidad. Pero la sequía es un elemento característico del clima mediterráneo y clave de su biodiversidad. Si no llueve este año morirán algunos árboles en nuestros bosques, lo cual no debería extrañarnos, es un fenómeno natural que renueva nuestros ecosistemas. Pero resulta también evidente que los efectos de las sequías sobre la naturaleza y el hombre son mucho más perjudiciales ahora que antes por la utilización que hacemos del territorio y del agua. Muerte de cosechas, posibilidad de restricciones en nuestros hogares, mayor peligro de incendios forestales y ríos secos se asocian a las sequías y nosotros hemos contribuido a aumentar sus efectos.
El paisaje agrícola mediterráneo, los campos de secano, almendros y olivos forman parte de nuestra cultura y son fruto de un clima donde las sequías son habituales. Paisajes que han estado asociados hasta muy poco a pobreza y emigración, pero que los reivindicamos como un elemento clave para la preservación de la biodiversidad y nuestra calidad de vida. ¿Qué pasa ahora con la sequía?

Se mueren los cereales y sacamos la imagen del Cristo ante la impotencia por la falta de lluvia. Pero hoy la muerte de los sembrados no significará miseria, sino que entre todos contribuiremos (si el área afectada se declara zona catastrófica) a que los posibles damnificados puedan mantener su actividad, que es lo que la sociedad demanda al pedir la conservación de estos paisajes. Es una manera razonable de solucionar uno de los problemas de la sequía.

La amenaza de restricciones del suministro de agua es otro elemento propio de la sequía. Es evidente que, en un entorno donde las demandas de agua son muy similares a la que podemos acumular a lo largo de un año en embalses y acuíferos, la sequía puede tener unos efectos importantes si no sabemos administrar bien nuestros depósitos de agua. Y hasta ahora no lo hemos hecho muy bien. Nuestros mejores depósitos, los acuíferos, los hemos abandonado, maltratado y contaminado, como el del Llobregat, machacado por las obras del AVE, las autopistas y los desarrollos urbanísticos.

Sin embargo, parece que con el trasvase del Ebro definitivamente abandonado ahora nos estamos preocupando de los acuíferos y del agua regenerada; o sea, de aquella agua que una vez usada devolvemos al medio y que ahora nos planteamos tratarla mejor para poderla usar otra vez. Sin trasvase hemos dirigido nuestra mirada hacia estas fuentes que, junto con algo de desalación, nos pueden garantizar un futuro donde la sequía sea motivo de preocupación pero no de alarma.

La Anulación del trasvase del Ebro, en lugar de una maldición, está actuando de estímulo intelectual para la búsqueda de soluciones alternativas y ya se empiezan a notar sus efectos, por ejemplo en la utilización que ya se está haciendo del abandonado acuífero del Besòs para producir agua potable.

Aunque queda un gran reto pendiente. Es la relación campo-ciudad, el poder establecer un diálogo entre los que usan más agua --la agricultura de regadío-- y los usos domésticos e industriales.

Cuando la sequía apriete o si en el futuro los cambios climáticos reducen nuestras reservas en los embalses, además de mirar al mar (pero no mucho, para no gastar demasiada energía) hay que poner en marcha los bancos de agua. Un banco de agua es en esencia un cambio de uso: en lugar de regar maíz, los años secos se reserva el agua para usos urbanos con la condición que el rendimiento monetario esperado por el agricultor quede compensado económicamente por aquellos que necesitan el agua. Aquí necesitaremos mucha materia gris y no solo tecnología para poner las bases de un futuro con buena garantía de abastecimiento, ya que éste es un elemento clave para el mañana.

Así es que olvidemos la sequía como una maldición y aprovechemos la oportunidad para dar un salto tecnológico importante que nos prepare para el futuro y para restablecer el diálogo campo-ciudad.

Todavía tenemos poca experiencia en estos temas, por ello debemos avanzar y aprender en el camino, en el cual, descubriremos que para tener agua en cantidad y calidad suficiente la clave está en la conservación de los ecosistemas acuáticos. Si trabajamos bien podremos conjuntar la garantía y calidad de lo que obtenemos como recurso con el mantenimiento de los caudales ambientales de los ríos y la conservación o el restablecimiento del estado ecológico de los ecosistemas acuáticos tal como nos demanda la directiva marco del agua de la UE.

Para todo ello necesitamos que todos nos creamos (y los políticos los primeros) que el mundo no se acaba en cuatro años y que una política adecuada de prevención del efecto de las sequías no empieza cuando los embalses están al 40% o cuando hace seis meses que no llueve. Hay que redactar un plan de sequías que empiece justo el día después de las lluvias que llenan los embalses.

Vivimos en un país mediterráneo y a él debemos adaptarnos, ya que vivir bajo este clima aporta muchas bendiciones, pero también riesgos, como las sequías, que debemos saber manejar y aprovechar para innovar y avanzar hacia un mejor futuro.

Aunque todo puede ser en vano si el modelo de país que diseñamos para el futuro se basa en el crecimiento y la expansión demográfica y urbanística basada en la construcción de infraestructuras.

Para incorporar las sequías dentro de nuestra planificación necesitamos primero que se defina qué tipo de sociedad queremos. La actual, basada en el consumo de energía y recursos, es del siglo pasado.

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 25 de Febrero, 2005, 0:00

ignacioramonet_revista.jpg

Le Monde Diplomatique

La prensa y los medios de comunicación han sido, durante largos decenios, en el marco democrático, un recurso de los ciudadanos contra el abuso de los poderes. En efecto, los tres poderes tradicionales -legislativo, ejecutivo y judicial- pueden fallar, confundirse y cometer errores. Mucho más frecuentemente, por supuesto, en los Estados autoritarios y dictatoriales, donde el poder político es el principal responsable de todas las violaciones a los derechos humanos y de todas las censuras contra las libertades.

Pero también en los países democráticos pueden cometerse abusos graves, aunque las leyes sean votadas democráticamente, los gobiernos surjan del sufragio universal y la justicia - en teoría - sea independiente del ejecutivo. Puede ocurrir, por ejemplo, que ésta condene a un inocente (¡cómo olvidar caso Dreyfus en Francia! ); que el Parlamento vote leyes discriminatorias para ciertos sectores de la población (como ha sucedido en los Estados Unidos durante más de un siglo, respecto de los afro-estadounidenses, y sucede actualmente respecto de los oriundos de países musulmanes, en virtud de la Patriot Act ); que los gobiernos implementen políticas cuyas consecuencias resultarán funestas para todo un sector de la sociedad (como sucede, en la actualidad, en numerosos países europeos, respecto de los inmigrantes indocumentados).

En un contexto democrático semejante, los periodistas y los medios de comunicación, a menudo, han considerado un deber prioritario denunciar dichas violaciones a los derechos. A veces, lo han pagado muy caro: atentados, desapariciones, asesinatos, como aún ocurre en Colombia,Guatemala,Turquía, Pakistán, Filipinas, y en otros lugares. Por esta razón, durante mucho tiempo se ha hablado del cuarto poder.

Ese cuarto poder era, en definitiva, gracias al sentido cívico de los medios de comunicación y al coraje de valientes periodistas, aquel del que disponían los ciudadanos para criticar, rechazar, enfrentar, democráticamente, decisiones ilegales que pudieran ser inicuas, injustas, e incluso criminales contra personas inocentes. Era, como se ha dicho a menudo, la voz de los sin-voz.

Desde hace una quincena de años, a medida que se aceleraba la globalización liberal, este cuarto poder fue vaciándose de sentido, perdiendo poco a poco su función esencial de contrapoder. Esta evidencia se impone al estudiar de cerca el funcionamiento de la globalización, al observar cómo llegó a su auge un nuevo tipo de capitalismo, ya no simplemente industrial sino predominantemente financiero. En suma, un capitalismo de la especulación. En esta etapa de la globalización, asistimos a un brutal enfrentamiento entre el mercado y el Estado, el sector privado y los servicios públicos, el individuo y la sociedad, lo íntimo y lo colectivo, el egoísmo y la solidaridad.

El verdadero poder, en la era de la globalización liberal, es detentado por un conjunto de grupos económicos planetarios y de empresas globales, cuyo peso en los negocios del mundo resulta a veces más importante que el de los gobiernos y los Estados. Ellos son los nuevos amos del mundo que se reúnen cada año en Davos, en el marco del Foro Económico Mundial , e inspiran las políticas de la gran Trinidad globalizadora: Fondo Monetario Internacional Banco Mundial, e inspiran las políticas de la gran Trinidad globalizadora: Fondo Monetario Internacional Banco Mundial y Organización Mundial del Comercio

Es en este marco geoeconómico donde se ha producido una metamorfosis decisiva en el campo de los medios de comunicación masiva, en el corazón mismo de su textura industrial.

Conglomerados mediáticos

Los medios masivos de comunicación (emisoras de radio, prensa escrita, canales de televisión, Internet) tienden cada vez más a agruparse en el seno de inmensas estructuras para conformar grupos mediáticos con vocación mundial. Empresas gigantes como News Corps, Viacom , AOL Time Warner, General Electric, Microsoft, Bertelsmann, United Global Com, Disney, Telefónica, RTL Group,France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.

La revolución digital ha derribado las fronteras que antes separaban las tres formas tradicionales de la comunicación: sonido, escritura, imagen. Permitió el surgimiento y el auge de Internet, que representa una cuarta manera de comunicar, una nueva forma de expresarse, de informarse, de distraerse.

Desde entonces, las empresas mediáticas se ven tentadas de conformar grupos para reunir en su seno a todos los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio, televisión), pero además a todas las actividades de lo que podríamos denominar los sectores de la cultura de masas, de la comunicación y la información.

Estas tres esferas antes eran autónomas: por un lado, la cultura de masas con su lógica comercial, sus creaciones populares, sus objetivos esencialmente mercantiles; por el otro, la comunicación, en el sentido publicitario, el marketing, la propaganda, la retórica de la persuasión; y finalmente, la información con sus agencias de noticias, los boletines de radio o televisión, la prensa, los canales de información continua, en suma, el universo de todos los periodismos.

Estas tres esferas, antes tan diferentes, se imbricaron poco a poco para constituir una sola y única esfera ciclópea, en cuyo seno resulta cada vez más difícil distinguir las actividades concernientes a la cultura de masas, la comunicación o la información. Por añadidura, estas empresas mediáticas gigantes, estos productores en cadena de símbolos multiplican la difusión de mensajes de todo tipo, donde se entremezclan televisión, dibujos animados, cine, videojuegos, CD musicales, DVD, edición, parques temáticos estilo Disneylandia, espectáculos deportivos, etc.

Dos características

En otras palabras, los grupos mediáticos poseen de ahora en adelante dos nuevas características:

Primera característica, se ocupan de todo lo concerniente a la escritura, de todo lo concerniente a la imagen, de todo lo concerniente al sonido, y difunden esto mediante los canales más diversos (prensa escrita, radio, televisión hertziana, por cable o satelital, vía Internet y a través de todo tipo de redes digitales).

Segunda característica, estos grupos son mundiales, planetarios, globales, y no solamente nacionales, regionales o locales.

En 1940, en una célebre película, Orson Welles arremetía contra el superpoder del ciudadanostrong>Kane (en realidad, el magnate de la prensa de comienzos del siglo XX,
). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

, AOL Time Warner, General Electric, Microsoft, Bertelsmann, United Global Com, Disney, Telefónica, RTL Group,France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.

La revolución digital ha derribado las fronteras que antes separaban las tres formas tradicionales de la comunicación: sonido, escritura, imagen. Permitió el surgimiento y el auge de Internet, que representa una cuarta manera de comunicar, una nueva forma de expresarse, de informarse, de distraerse.

Desde entonces, las empresas mediáticas se ven tentadas de conformar grupos para reunir en su seno a todos los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio, televisión), pero además a todas las actividades de lo que podríamos denominar los sectores de la cultura de masas, de la comunicación y la información.

Estas tres esferas antes eran autónomas: por un lado, la cultura de masas con su lógica comercial, sus creaciones populares, sus objetivos esencialmente mercantiles; por el otro, la comunicación, en el sentido publicitario, el marketing, la propaganda, la retórica de la persuasión; y finalmente, la información con sus agencias de noticias, los boletines de radio o televisión, la prensa, los canales de información continua, en suma, el universo de todos los periodismos.

Estas tres esferas, antes tan diferentes, se imbricaron poco a poco para constituir una sola y única esfera ciclópea, en cuyo seno resulta cada vez más difícil distinguir las actividades concernientes a la cultura de masas, la comunicación o la información. Por añadidura, estas empresas mediáticas gigantes, estos productores en cadena de símbolos multiplican la difusión de mensajes de todo tipo, donde se entremezclan televisión, dibujos animados, cine, videojuegos, CD musicales, DVD, edición, parques temáticos estilo Disneylandia, espectáculos deportivos, etc.

Dos características

En otras palabras, los grupos mediáticos poseen de ahora en adelante dos nuevas características:

Primera característica, se ocupan de todo lo concerniente a la escritura, de todo lo concerniente a la imagen, de todo lo concerniente al sonido, y difunden esto mediante los canales más diversos (prensa escrita, radio, televisión hertziana, por cable o satelital, vía Internet y a través de todo tipo de redes digitales).

Segunda característica, estos grupos son mundiales, planetarios, globales, y no solamente nacionales, regionales o locales.

En 1940, en una célebre película, Orson Welles arremetía contra el superpoder del ciudadanostrong>Kane (en realidad, el magnate de la prensa de comienzos del siglo XX,
). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

, Disney, Telefónica, RTL Group,France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.

); que los gobiernos implementen políticas cuyas consecuencias resultarán funestas para todo un sector de la sociedad (como sucede, en la actualidad, en numerosos países europeos, respecto de los inmigrantes indocumentados).

En un contexto democrático semejante, los periodistas y los medios de comunicación, a menudo, han considerado un deber prioritario denunciar dichas violaciones a los derechos. A veces, lo han pagado muy caro: atentados, desapariciones, asesinatos, como aún ocurre en Colombia,Guatemala,Turquía, Pakistán, Filipinas, y en otros lugares. Por esta razón, durante mucho tiempo se ha hablado del cuarto poder.

Ese cuarto poder era, en definitiva, gracias al sentido cívico de los medios de comunicación y al coraje de valientes periodistas, aquel del que disponían los ciudadanos para criticar, rechazar, enfrentar, democráticamente, decisiones ilegales que pudieran ser inicuas, injustas, e incluso criminales contra personas inocentes. Era, como se ha dicho a menudo, la voz de los sin-voz.

Desde hace una quincena de años, a medida que se aceleraba la globalización liberal, este cuarto poder fue vaciándose de sentido, perdiendo poco a poco su función esencial de contrapoder. Esta evidencia se impone al estudiar de cerca el funcionamiento de la globalización, al observar cómo llegó a su auge un nuevo tipo de capitalismo, ya no simplemente industrial sino predominantemente financiero. En suma, un capitalismo de la especulación. En esta etapa de la globalización, asistimos a un brutal enfrentamiento entre el mercado y el Estado, el sector privado y los servicios públicos, el individuo y la sociedad, lo íntimo y lo colectivo, el egoísmo y la solidaridad.

El verdadero poder, en la era de la globalización liberal, es detentado por un conjunto de grupos económicos planetarios y de empresas globales, cuyo peso en los negocios del mundo resulta a veces más importante que el de los gobiernos y los Estados. Ellos son los nuevos amos del mundo que se reúnen cada año en Davos, en el marco del Foro Económico Mundial , e inspiran las políticas de la gran Trinidad globalizadora: Fondo Monetario Internacional Banco Mundial, e inspiran las políticas de la gran Trinidad globalizadora: Fondo Monetario Internacional Banco Mundial y Organización Mundial del Comercio

Es en este marco geoeconómico donde se ha producido una metamorfosis decisiva en el campo de los medios de comunicación masiva, en el corazón mismo de su textura industrial.

Conglomerados mediáticos

Los medios masivos de comunicación (emisoras de radio, prensa escrita, canales de televisión, Internet) tienden cada vez más a agruparse en el seno de inmensas estructuras para conformar grupos mediáticos con vocación mundial. Empresas gigantes como News Corps, Viacom , AOL Time Warner, General Electric, Microsoft, Bertelsmann, United Global Com, Disney, Telefónica, RTL Group,France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.

La revolución digital ha derribado las fronteras que antes separaban las tres formas tradicionales de la comunicación: sonido, escritura, imagen. Permitió el surgimiento y el auge de Internet, que representa una cuarta manera de comunicar, una nueva forma de expresarse, de informarse, de distraerse.

Desde entonces, las empresas mediáticas se ven tentadas de conformar grupos para reunir en su seno a todos los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio, televisión), pero además a todas las actividades de lo que podríamos denominar los sectores de la cultura de masas, de la comunicación y la información.

Estas tres esferas antes eran autónomas: por un lado, la cultura de masas con su lógica comercial, sus creaciones populares, sus objetivos esencialmente mercantiles; por el otro, la comunicación, en el sentido publicitario, el marketing, la propaganda, la retórica de la persuasión; y finalmente, la información con sus agencias de noticias, los boletines de radio o televisión, la prensa, los canales de información continua, en suma, el universo de todos los periodismos.

Estas tres esferas, antes tan diferentes, se imbricaron poco a poco para constituir una sola y única esfera ciclópea, en cuyo seno resulta cada vez más difícil distinguir las actividades concernientes a la cultura de masas, la comunicación o la información. Por añadidura, estas empresas mediáticas gigantes, estos productores en cadena de símbolos multiplican la difusión de mensajes de todo tipo, donde se entremezclan televisión, dibujos animados, cine, videojuegos, CD musicales, DVD, edición, parques temáticos estilo Disneylandia, espectáculos deportivos, etc.

Dos características

En otras palabras, los grupos mediáticos poseen de ahora en adelante dos nuevas características:

Primera característica, se ocupan de todo lo concerniente a la escritura, de todo lo concerniente a la imagen, de todo lo concerniente al sonido, y difunden esto mediante los canales más diversos (prensa escrita, radio, televisión hertziana, por cable o satelital, vía Internet y a través de todo tipo de redes digitales).

Segunda característica, estos grupos son mundiales, planetarios, globales, y no solamente nacionales, regionales o locales.

En 1940, en una célebre película, Orson Welles arremetía contra el superpoder del ciudadanostrong>Kane (en realidad, el magnate de la prensa de comienzos del siglo XX,
). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

, AOL Time Warner, General Electric, Microsoft, Bertelsmann, United Global Com, Disney, Telefónica, RTL Group,France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.

La revolución digital ha derribado las fronteras que antes separaban las tres formas tradicionales de la comunicación: sonido, escritura, imagen. Permitió el surgimiento y el auge de Internet, que representa una cuarta manera de comunicar, una nueva forma de expresarse, de informarse, de distraerse.

Desde entonces, las empresas mediáticas se ven tentadas de conformar grupos para reunir en su seno a todos los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio, televisión), pero además a todas las actividades de lo que podríamos denominar los sectores de la cultura de masas, de la comunicación y la información.

Estas tres esferas antes eran autónomas: por un lado, la cultura de masas con su lógica comercial, sus creaciones populares, sus objetivos esencialmente mercantiles; por el otro, la comunicación, en el sentido publicitario, el marketing, la propaganda, la retórica de la persuasión; y finalmente, la información con sus agencias de noticias, los boletines de radio o televisión, la prensa, los canales de información continua, en suma, el universo de todos los periodismos.

Estas tres esferas, antes tan diferentes, se imbricaron poco a poco para constituir una sola y única esfera ciclópea, en cuyo seno resulta cada vez más difícil distinguir las actividades concernientes a la cultura de masas, la comunicación o la información. Por añadidura, estas empresas mediáticas gigantes, estos productores en cadena de símbolos multiplican la difusión de mensajes de todo tipo, donde se entremezclan televisión, dibujos animados, cine, videojuegos, CD musicales, DVD, edición, parques temáticos estilo Disneylandia, espectáculos deportivos, etc.

Dos características

En otras palabras, los grupos mediáticos poseen de ahora en adelante dos nuevas características:

Primera característica, se ocupan de todo lo concerniente a la escritura, de todo lo concerniente a la imagen, de todo lo concerniente al sonido, y difunden esto mediante los canales más diversos (prensa escrita, radio, televisión hertziana, por cable o satelital, vía Internet y a través de todo tipo de redes digitales).

Segunda característica, estos grupos son mundiales, planetarios, globales, y no solamente nacionales, regionales o locales.

En 1940, en una célebre película, Orson Welles arremetía contra el superpoder del ciudadanostrong>Kane (en realidad, el magnate de la prensa de comienzos del siglo XX,
). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

, Disney, Telefónica, RTL Group,France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.

Es en este marco geoeconómico donde se ha producido una metamorfosis decisiva en el campo de los medios de comunicación masiva, en el corazón mismo de su textura industrial.

Conglomerados mediáticos

Los medios masivos de comunicación (emisoras de radio, prensa escrita, canales de televisión, Internet) tienden cada vez más a agruparse en el seno de inmensas estructuras para conformar grupos mediáticos con vocación mundial. Empresas gigantes como News Corps, Viacom , AOL Time Warner, General Electric, Microsoft, Bertelsmann, United Global Com, Disney, Telefónica, RTL Group,France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.

La revolución digital ha derribado las fronteras que antes separaban las tres formas tradicionales de la comunicación: sonido, escritura, imagen. Permitió el surgimiento y el auge de Internet, que representa una cuarta manera de comunicar, una nueva forma de expresarse, de informarse, de distraerse.

Desde entonces, las empresas mediáticas se ven tentadas de conformar grupos para reunir en su seno a todos los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio, televisión), pero además a todas las actividades de lo que podríamos denominar los sectores de la cultura de masas, de la comunicación y la información.

Estas tres esferas antes eran autónomas: por un lado, la cultura de masas con su lógica comercial, sus creaciones populares, sus objetivos esencialmente mercantiles; por el otro, la comunicación, en el sentido publicitario, el marketing, la propaganda, la retórica de la persuasión; y finalmente, la información con sus agencias de noticias, los boletines de radio o televisión, la prensa, los canales de información continua, en suma, el universo de todos los periodismos.

Estas tres esferas, antes tan diferentes, se imbricaron poco a poco para constituir una sola y única esfera ciclópea, en cuyo seno resulta cada vez más difícil distinguir las actividades concernientes a la cultura de masas, la comunicación o la información. Por añadidura, estas empresas mediáticas gigantes, estos productores en cadena de símbolos multiplican la difusión de mensajes de todo tipo, donde se entremezclan televisión, dibujos animados, cine, videojuegos, CD musicales, DVD, edición, parques temáticos estilo Disneylandia, espectáculos deportivos, etc.

Dos características

En otras palabras, los grupos mediáticos poseen de ahora en adelante dos nuevas características:

Primera característica, se ocupan de todo lo concerniente a la escritura, de todo lo concerniente a la imagen, de todo lo concerniente al sonido, y difunden esto mediante los canales más diversos (prensa escrita, radio, televisión hertziana, por cable o satelital, vía Internet y a través de todo tipo de redes digitales).

Segunda característica, estos grupos son mundiales, planetarios, globales, y no solamente nacionales, regionales o locales.

En 1940, en una célebre película, Orson Welles arremetía contra el superpoder del ciudadanostrong>Kane (en realidad, el magnate de la prensa de comienzos del siglo XX,
). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

, AOL Time Warner, General Electric, Microsoft, Bertelsmann, United Global Com, Disney, Telefónica, RTL Group,France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.

La revolución digital ha derribado las fronteras que antes separaban las tres formas tradicionales de la comunicación: sonido, escritura, imagen. Permitió el surgimiento y el auge de Internet, que representa una cuarta manera de comunicar, una nueva forma de expresarse, de informarse, de distraerse.

Desde entonces, las empresas mediáticas se ven tentadas de conformar grupos para reunir en su seno a todos los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio, televisión), pero además a todas las actividades de lo que podríamos denominar los sectores de la cultura de masas, de la comunicación y la información.

Estas tres esferas antes eran autónomas: por un lado, la cultura de masas con su lógica comercial, sus creaciones populares, sus objetivos esencialmente mercantiles; por el otro, la comunicación, en el sentido publicitario, el marketing, la propaganda, la retórica de la persuasión; y finalmente, la información con sus agencias de noticias, los boletines de radio o televisión, la prensa, los canales de información continua, en suma, el universo de todos los periodismos.

Estas tres esferas, antes tan diferentes, se imbricaron poco a poco para constituir una sola y única esfera ciclópea, en cuyo seno resulta cada vez más difícil distinguir las actividades concernientes a la cultura de masas, la comunicación o la información. Por añadidura, estas empresas mediáticas gigantes, estos productores en cadena de símbolos multiplican la difusión de mensajes de todo tipo, donde se entremezclan televisión, dibujos animados, cine, videojuegos, CD musicales, DVD, edición, parques temáticos estilo Disneylandia, espectáculos deportivos, etc.

Dos características

En otras palabras, los grupos mediáticos poseen de ahora en adelante dos nuevas características:

Primera característica, se ocupan de todo lo concerniente a la escritura, de todo lo concerniente a la imagen, de todo lo concerniente al sonido, y difunden esto mediante los canales más diversos (prensa escrita, radio, televisión hertziana, por cable o satelital, vía Internet y a través de todo tipo de redes digitales).

Segunda característica, estos grupos son mundiales, planetarios, globales, y no solamente nacionales, regionales o locales.

En 1940, en una célebre película, Orson Welles arremetía contra el superpoder del ciudadanostrong>Kane (en realidad, el magnate de la prensa de comienzos del siglo XX,
). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

, Disney, Telefónica, RTL Group,France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.

La revolución digital ha derribado las fronteras que antes separaban las tres formas tradicionales de la comunicación: sonido, escritura, imagen. Permitió el surgimiento y el auge de Internet, que representa una cuarta manera de comunicar, una nueva forma de expresarse, de informarse, de distraerse.

Desde entonces, las empresas mediáticas se ven tentadas de conformar grupos para reunir en su seno a todos los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio, televisión), pero además a todas las actividades de lo que podríamos denominar los sectores de la cultura de masas, de la comunicación y la información.

Estas tres esferas antes eran autónomas: por un lado, la cultura de masas con su lógica comercial, sus creaciones populares, sus objetivos esencialmente mercantiles; por el otro, la comunicación, en el sentido publicitario, el marketing, la propaganda, la retórica de la persuasión; y finalmente, la información con sus agencias de noticias, los boletines de radio o televisión, la prensa, los canales de información continua, en suma, el universo de todos los periodismos.

Estas tres esferas, antes tan diferentes, se imbricaron poco a poco para constituir una sola y única esfera ciclópea, en cuyo seno resulta cada vez más difícil distinguir las actividades concernientes a la cultura de masas, la comunicación o la información. Por añadidura, estas empresas mediáticas gigantes, estos productores en cadena de símbolos multiplican la difusión de mensajes de todo tipo, donde se entremezclan televisión, dibujos animados, cine, videojuegos, CD musicales, DVD, edición, parques temáticos estilo Disneylandia, espectáculos deportivos, etc.

Dos características

En otras palabras, los grupos mediáticos poseen de ahora en adelante dos nuevas características:

Primera característica, se ocupan de todo lo concerniente a la escritura, de todo lo concerniente a la imagen, de todo lo concerniente al sonido, y difunden esto mediante los canales más diversos (prensa escrita, radio, televisión hertziana, por cable o satelital, vía Internet y a través de todo tipo de redes digitales).

Segunda característica, estos grupos son mundiales, planetarios, globales, y no solamente nacionales, regionales o locales.

En 1940, en una célebre película, Orson Welles arremetía contra el superpoder del ciudadanostrong>Kane (en realidad, el magnate de la prensa de comienzos del siglo XX,
). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

). Sin embargo, comparado con el de los grandes grupos mundiales de hoy, el poder de Kane era insignificante. Propietario de algunos periódicos en un solo país, Kane disponía de un poder ínfimo (sin por ello carecer de eficacia a nivel local o nacional en comparación con los archipoderes de los megagrupos mediáticos de nuestro tiempo).

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal.

Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria estratégica de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.

La mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un cuarto poder ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Tampoco desean ya erigirse en cuarto poder y, menos aun, actuar como un contrapoder.

Si, llegado el caso, constituyeran un cuarto poder, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea pues, de ahora en adelante, es la siguiente: ¿cómo reaccionar? ¿cómo defenderse? ¿cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?

Quinto poder

Es necesario, simplemente, crear un quinto poder que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un quinto poder cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no solo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto, tal como lo comprobamos en Venezuela.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional, en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano. Estos grandes grupos no solo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político (como logró hacerlo, democráticamente, en Italia, Silvio Berlusconi, dueño del principal grupo de comunicación transalpino).

Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados. Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.

En la nueva guerra ideológica que impone la globalización, los medios de comunicación son utilizados como un arma de combate. La información, debido a su explosión, su multiplicación, su sobreabundancia, se encuentra literalmente contaminada, envenenada por todo tipo de mentiras, por los rumores, las deformaciones, las distorsiones, las manipulaciones...nos envenena la mente, nos contamina el cerebro, nos manipula, nos intoxica, intenta instilar en nuestro inconsciente ideas que no son las nuestras.

Por eso, es necesario elaborar lo que podría denominarse una ecología de la información. Con el fin de limpiar, separar la información de la marea negra de las mentiras, cuya magnitud ha podido medirse, una vez más, durante la invasión a Irak. Es necesario descontaminar la información. Así como han podido obtenerse alimentos orgánicos, a priori menos contaminados que los demás, debería obtenerse una suerte de información orgánica. Los ciudadanos deben movilizarse para exigir que los medios de comunicación pertenecientes a los grandes grupos globales respeten la verdad, porque solo la búsqueda de la verdad constituye en definitiva la legitimidad de la información.

Observatorio Internacional de Medios

Por eso, hemos propuesto la creación del Observatorio Internacional de Medios de Comunicación (en inglés: Media Watch Global). Para disponer finalmente de un arma cívica, pacífica, que los ciudadanos podrán utilizar con el fin de oponerse al nuevo superpoder de los grandes medios de comunicación masiva. Este observatorio es una expresión del movimiento social planetario reunido en el marco del Foro Social Mundial en Porto Alegre (Brasil). En plena ofensiva de la globalización liberal, expresa la preocupación
de todos los ciudadanos ante la nueva arrogancia de las industrias gigantes de la comunicación.

En una era de globalización económica y de reestructuración mundial de los medios de comunicación a una escala sin precedentes, con la propiedad de los medios concentrándose en las manos de muy pocos, el acompañamiento crítico de los medios se convierte en un elemento central de la democracia.

Los grandes medios de comunicación privilegian sus intereses particulares en detrimento del interés general y confunden su propia libertad con la libertad de empresa, considerada la primera de las libertades. Pero la libertad de empresa no puede, en ningún caso, prevalecer sobre el derecho de los ciudadanos a una información rigurosa y verificada, ni servir de pretexto a la difusión consciente de informaciones falsas o de difamaciones.

La libertad de los medios de comunicación es solo la extensión de la libertad colectiva de expresión, fundamento de la democracia. Como tal, no puede ser confiscada por un grupo de poderosos. Implica, por añadidura, una responsabilidad social y, en consecuencia, su ejercicio debe estar, en última instancia, bajo el control responsable de la sociedad.

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 6 de Febrero, 2005, 0:00

big_569[1].jpg

Una adolescente leonesa denuncia por quinta vez las agresiones y acoso de cabezas rapadas que le marcaron su rostro con una esvástica tras golpearla y patearla. Diario de León 20/01/05

MANIFIESTO COLECTIVO (organizaciones firmantes abajo del texto)

Ante la campaña de acoso y violencia que se está llevando a cabo en nuestra ciudad por grupos organizados de ideología neonazi contra jóvenes (6 agresiones en los últimos dos meses), cuyo único pecado ha sido pensar diferente, y que ha desembocado, por segunda vez, en la salvaje agresión el pasado lunes 17 de enero a una alumna de 17 años de un centro educativo de la ciudad de León, a la que golpearon con un bate en la cabeza hasta dejarla inconsciente, grabándole la señal de la esvástica nazi (una cruz gamada) en la mejilla con una navaja, manifestamos nuestra más enérgica condena y repulsa ante estas agresiones que vulneran los derechos humanos y los valores de la convivencia democrática.
La motivación de las agresiones es esencialmente ideológica, pero también la violencia de estos colectivos de extrema derecha se nutre de una cultura patriarcal asentada sobre las bases de un machismo extremo, semejante al que exhiben los hombres maltratadores. Se centran en personas en situaciones de indefensión o que consideran vulnerables, especialmente inmigrantes, mujeres, gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, indigentes, minorías étnicas, etc. Y les imponen una ley de violencia y agresión, ante la cual, las víctimas se sienten impotentes. En las calles, cuando están estos grupos, quedan suspendidos los derechos de los ciudadanos y las ciudadanas. En este último caso en León, por ser la novia de una persona que piensa diferente a ellos. Las mujeres parecen no tener derechos, no ya a pensar de forma diferente, ni siquiera a querer a personas que piensen de forma diferente. Y se le agrede por el sólo hecho de tener relación con esta persona. Tras ello hay un pensamiento sexista enfermizo que sigue considerando a la mujer "propiedad" del hombre. Y que si se maltrata una propiedad suya, él será el agredido. Ante lo cual, en este esquema viril ancestral, consideran que será él quien habrá de salir a pelear y defender el "honor" arrebatado. Y así continuar en la escalada de violencia, único entorno en el que se sienten realizados como "hombres".
No debemos restarle importancia, confundir con el eufemismo de "tribus urbanas", reducirlo a un problema de "guerra de bandas", etc., eludiendo la verdadera naturaleza del tema: la existencia de bandas organizadas de violentos neonazis. Mientras tanto la sensación de impunidad e impotencia popular crece ante estos grupos organizados. El miedo hace que muchas de las agresiones y acciones de estos grupos queden en el silencio. Cualquiera de nosotras o nosotros podemos ser la siguiente víctima.
La única respuesta que debemos dar debe venir desde la acción colectiva: la unión de todas las personas que rechazamos el sexismo, el racismo, la xenofobia, la violencia neonazi y la violencia de género. Sólo apoyándonos y luchando colectivamente podremos hacer valer los valores democráticos y los derechos humanos como una conquista ciudadana. Por eso los colectivos sociales, sindicales, políticos e instituciones públicas nos sumamos a la concentración pública de apoyo a la joven agredida y de repulsa a la violencia neonazi y por la convivencia en libertad y en igualdad que se celebrará el próximo miércoles día 9 de febrero a las 20 horas frente a Botines y hacemos un llamamiento a la ciudadanía a que se sume a la misma.

Firmantes:
Grupo Prometeo (Hombres por la Igualdad) de León
Sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.)
Sindicato Unión General de Trabajadores y Trabajadoras (UGT)
Sindicato Confederación General de Trabajadores/as (CGT)
Sindicato de Trabajadores/as de la enseñanza de León (STELE)
Ayuntamiento de León
Grupo Municipal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE)
Agrupación Local del Partido Socialista Obrero Español (PSOE)
Izquierda Unida (IU)
Partido Comunista de León (PCE)
Juventudes Comunistas de León (JJCC)
Juventudes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE)
ADAVAS (Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales)
Asociación Feminista Leonesa Flora Tristán
Asociación Clara Campoamor
Asociación Simone de Beauvoire
Asociación de Madres Solteras Isadora Duncan
COGALE (Colectivo de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales de León)
Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de León (FAPA León)
ADSP (Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública)
Ecologistas en Acción
URZ
Coordinadora de ONGD"S
Asociación por el estudio del Cannabis (Amigos de María)
Club Cultural de Amigos de la Naturaleza (CCAN)
Plan Municipal sobre Drogas de León (PMD)
Plataforma de Entidades de Voluntariado de León.

direcciones de correo e internet de interés
prometeo@nodo50.org correo electronico Grupo Prometeo - Hombres por la Igualdad en León
Internet Grupo Prometeo
Movimiento Contra la Intolerancia

Nota del Editor: Ceranda apoya la convocatoria para el miercoles 9 de febrero a las 20:00 horas en el Edificio Gaudi - Frente acera de Botines-

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 22 de Enero, 2005, 0:00

iceberg_satelite_1.jpg

Un iceberg de 130 kilómetros de largo, a punto de chocar con un glaciar

Escrito por Malen Ruiz de Elvira
El País - 20/01/05

Casi cinco años lleva una mole de hielo de 130 kilómetros de largo por unos 25 de ancho flotando en un ambiente de compleja y cambiante interacción entre el mar y el hielo en el continente antártico, frente a Nueva Zelanda.
En el inicio del verano en el hemisferio sur, el iceberg B-15A, que se desprendió en marzo de 2000 de la plataforma del mar de Ross, estaba tan pegado a la helada costa que ha impedido que se deshiciera, como es habitual, gran parte del hielo, lo que permite acceder por mar a la base McMurdo de Estados Unidos y a la base Scott de Nueva Zelanda.
Además, el iceberg parecía ir en diciembre en ruta de colisión directa con la lengua flotante del glaciar de Drygalski y los satélites de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA, de su denominación en inglés) y otras instituciones científicas han vigilado el rumbo de la masa flotante para obtener imágenes de este magno choque, que puede causar la rotura de la frágil lengua del glaciar.

Por ahora, sin embargo, la colisión no se ha producido. El iceberg, que se movía a una velocidad de uno a tres kilómetros por día, parece haber encallado, porque en los últimos días prácticamente ha dejado de moverse, a sólo cuatro kilómetros de la orilla. "No hay seguridad de que se produzca una colisión, pero puede haberla, y sería catastrófica, tendría grandes consecuencias", ha comentado a Reuters Neal Young, especialista australiano en la Antártida.

El choque puede fragmentar el iceberg, lo que haría más fácil que se dirigiera al mar de Ross y dejara de bloquear el paso, pero también puede romper la lengua del glaciar, con lo que habría más hielo flotando en el paso hacia la base italiana de Mario Zuchelli. La base española se encuentra muy lejos de allí, en la zona de la Antártida más cercana al continente americano.

Por otra parte, el suministro a la bases de McMurdo y Scott está asegurado tras haber conseguido hace unos días un rompehielos estadounidense abrir una ruta por el estrecho de McMurdo, entre el iceberg y la plataforma. La situación, sin embargo, no ha mejorado mucho para las decenas de miles de pingüinos que habitan en la zona, que tienen que recorrer muchos más kilómetros de los habituales en esta época del año para alcanzar el mar abierto y obtener el alimento necesario, en forma de pescado, para sus crías recién nacidas.

El iceberg amenaza dos de las cuatro colonias de pingüinos que los científicos llevan estudiando un cuarto de siglo. En una de ellas, la de cabo Royds, con 3.000 parejas, los pingüinos tienen que recorrer para llegar al mar unos 180 kilómetros si se suman el viaje de ida y el de vuelta.
Transportan el pescado obtenido para sus crías en una bolsa en el cuello, pero pueden llegar a comérselo si el viaje es demasiado largo para hacerlo sin alimentarse. En la otra colonia afectada -la de cabo Bird-, hay 50.000 parejas, el recorrido necesario es de 100 kilómetros, y los científicos estiman que sólo un 10% llegará a sacar adelante una cría.

El B-15A es uno de los dos trozos de mayor tamaño de los fragmentos en que se rompió el primitivo iceberg -el mayor detectado hasta ahora- tras desprenderse en 2000. El desgaje de icebergs forma parte de un ciclo natural que los científicos creen que se produce en la zona en periodos que oscilan entre los 50 y los 100 años.

El otro gran fragmento salió de la zona pronto, pero éste y otros más pequeños han derivado a lo largo de la costa. Ahora, la suerte del iceberg B-15A sigue sin estar clara, ya que su rumbo se ve afectado por las corrientes, los vientos y las mareas. Si sigue intacto hacia el norte, puede llegar a fundirse, y si choca contra el glaciar, puede entrar en una trayectoria circular y hacerlo varias veces.

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 22 de Enero, 2005, 0:00

Vandama Shiva.JPG

Escrito por Vandana Shiva.Es escritora india y militante internacional en campañas por los derechos de la mujer y por el medioambiente

El Mundo - 20/01/05

Gaia, diosa de la Tierra, no podía haber elegido un sitio y un tiempo más apropiados para enviarnos este mensaje acerca de sus poderes ocultos: nosotros somos indios e indonesios, cingaleses y suecos, tailandeses y maldivos sólo en segundo lugar, puesto que por sobre todo somos ciudadanos e hijos de la Tierra y estamos compartiendo el destino común de una catástrofe y un mismo deseo de ayudar y tratar de remediar el mal sufrido.
Las vacaciones de Navidad y de Año Nuevo traen gente del mundo entero a las playas de Asia. El tsunami, provocado por un terremoto el 26 de diciembre en el océano Indico, se convirtió en una tragedia planetaria porque afectó no sólo a los asiáticos sino también a gran número de turistas occidentales.

Aunque la tragedia inmediata sufrida por millones debe ser nuestra primera preocupación y objeto de rápida respuesta, hay también lecciones a largo plazo que nos da el tsunami. Necesitamos escuchar a Gaia.

La primera lección se refiere al desarrollo en las regiones costeras.A lo largo de los últimos años de globalización dirigida por el libre mercado, el respeto a la vulnerabilidad de los ecosistemas costeros ha sido sacrificado en aras de la construcción de hoteles, de criaderos de camarones a escala industrial y de refinerías.
Los manglares y los arrecifes de coral han sido implacablemente destruidos, quitándose así las barreras protectoras naturales contra tormentas, ciclones, huracanes y maremotos.

Cuando realizamos un estudio sobre el ciclón de Orissa, que mató a 30.000 personas en 1999, hallamos que la destrucción fue mucho más severa donde se habían eliminado los manglares para hacer criaderos de camarones y refinerías.
El movimiento popular hizo que la Suprema Corte de India ordenara cerrar estos criaderos ubicados a menos de 500 metros de la línea de la costa. Para argumentar su voto dos miembros de la Suprema Corte señalaron que «el daño causado a la ecología y la economía por los establecimientos industriales de piscicultura es más alto que las ganancias por la venta de sus productos.
Quizás por esa razón los países europeos y Estados Unidos no permiten que sus aguas costeras sean explotadas por criaderos de camarones».

Sin embargo, en lugar de obedecer la orden judicial, la industria camaronera trató de hacer anular las leyes ecológicas para la protección de las zonas costeras e influyó sobre los gobiernos para que les eximieran de cumplir dichas leyes.
Este incumplimiento de las normas ambientales que protegen a las áreas costeras tuvo un claro papel en el incremento de la destrucción causado por el tsunami. Así Nagapattinam, la zona más duramente golpeada por el maremoto, fue también la más afectada debido a la abundancia de criaderos industriales de camarones.

Sin embargo las tribus indígenas de los andamanes y los nicobar, los onges, los jaawas, los sentinelese y los shompen, que viven con barreras naturales y ecológicas, tuvieron las menores pérdidas humanas aunque en el subcontinente indio eran los que estaban más cerca del epicentro del terremoto.

Ojalá que los gobiernos aprendan una lección que la Tierra ha tratado de dar al «desarrollo» que hace caso omiso de los límites ecológicos y de los imperativos ambientales y que sólo puede llevar a una destrucción inimaginable.

La segunda lección que nos enseñó el tsunami es que un mundo organizado en torno a los mercados y al lucro, que olvida a la naturaleza y la gente, está mal pertrechado para hacer frente a tales desastres.

Aunque nos engañemos a nosotros mismos al creer que vivimos en una era de la información y en economías del conocimiento, el conocimiento de los 8,9 grados de la escala Richter para los terremotos no pudo ser comunicado a tiempo por el US Geological Survey -el organismo estadounidense que vigila ese tipo de accidentes geológicos- a los países amenazados para que pudieran tomar medidas oportunas para salvar vidas.

Mientras que los mercados de valores del mundo reaccionan instantáneamente ante las señales y mientras que toda la economía de las tecnologías de la información (IT) se basa en comunicaciones inmediatas, al mundo le ha llevado días poder establecer cuántas personas murieron y cuántas han quedado sin hogar a causa del maremoto.

El tsunami nos enseña que no vivimos en una era de la información basada en la «conectividad» sino en la ignorancia, en la exclusión y la incomunicación. La revolución de las IT ha evolucionado para servir a los mercados, pero ha dejado de lado a las necesidades de la gente. Los animales y las comunidades indígenas tienen la inteligencia de anticipar a los tsunamis y de protegerse a ellos mismos.

A las culturas del siglo XXI personificadas por la tecnología de la información les faltó el respeto a Gaia y la disposición para conectarse y protegerse a tiempo del terremoto y del tsunami.Tenemos que reconsiderar los conceptos dominantes en el área de la inteligencia y la información, para tomar lecciones de Gaia acerca de cómo vivir inteligentemente en este planeta.

Una lección crucial que el mundo debe extraer del tsunami es que debemos prepararnos para otros previsibles desastres ambientales, anticipándonos, por ejemplo, al impacto del cambio climático.Cuando la crecida de las aguas sumergió las islas Maldivas yo sentí que la naturaleza nos estaba diciendo que lo mismo puede suceder con una subida del nivel del mar provocada por el cambio climático, y que así será como sociedades enteras podrán ser despojadas del espacio ecológico en el que ahora viven tranquilamente.

Mientras que el Gobierno de Estados Unidos y otros escépticos continúan argumentando, con respecto a las advertencias de los expertos en medioambiente, que el rico hemisferio norte no puede permitirse la adopción de medidas contra las emisiones de CO2 ni trabajar por la reducción del impacto del cambio climático, el tsunami nos muestra cuán altos pueden ser los costos de continuar actuando con la actual mentalidad mercantilista.

Además de la movilización por las víctimas del maremoto, necesitamos llevar a cabo inmediatamente acciones para que en el futuro se haga justicia con las futuras víctimas del cambio climático.Como dijo un dirigente de la Alianza de los Estados de las Pequeñas Islas del océano Indico, durante las negociaciones para la firma del tratado de la ONU sobre el cambio climático, «el instinto humano más fuerte no es el de la codicia sino el de la supervivencia y no permitiremos que algunos trafiquen con nuestros pueblos y nuestras culturas para satisfacer sus intereses económicos de corto plazo».

El próximo desastre no tendrá necesariamente que ser un maremoto.Puede ser, por ejemplo, una inundación por la rotura a causa de un terremoto de una represa sobre el río Ganges, donde el dique Tehri está siendo construido sobre una falla sísmica. El agua de la presa será recogida a cientos de millas de Nueva Delhi para ser privatizada por Suez, la mayor empresa mundial de venta de agua.

La represa Tehri, de más de 260 metros de altura, acumulará 3.022.000 metros cúbicos de agua y su embalse se extenderá por 45 kilómetros en el valle de Bhagirathi y por más de 25 kilómetros en el Bhilangana.Si el dique se rompiera a causa de un terremoto, en menos de una hora y media un muro de agua de 260 metros de agua -20 veces más alto que el tsunami- se abatirá sobre las ciudades santas de Rishikesh y Haridwar y las borrará del mapa.

Asimismo, en ocho horas, una pared de agua de 10 metros de altura golpeará a Meerut, 214 kilómetros más abajo y en 12 horas una ola de ocho metros chocará contra Bulanshahar, 286 kilómetros río abajo.

Una verdadera preparación contra los desastres implicaría reducir la vulnerabilidad ambiental e incrementar la adaptabilidad ecológica en lugar de aumentar los riesgos mediante la exclusión de los costos ambientales de los cálculos para el crecimiento económico.

El bien público y la responsabilidad social de los gobiernos no pueden ser sacrificados en aras del lucro privado y de la codicia empresarial. Los alimentos, el agua y los medicamentos son las necesidades más urgentes de los supervivientes del maremoto.Pero, al mismo tiempo que los sistemas públicos necesitan movilizarse para enviar esas ayudas esenciales, la globalización de las grandes corporaciones empresariales está llevando hacia delante a toda marcha sus privatizaciones.

Si todos los alimentos y el agua son reducidos a la categoría de materias primas controladas y son comerciadas libremente por las corporaciones globales para su propio beneficio ¿cómo hará la sociedad para alimentar a los hambrientos y dar agua a los sedientos?

Para contrarrestar la vulnerabilidad que padecen millones de personas son necesarios fuertes sistemas públicos para suministrar comida y agua, asistencia médica y medicamentos.
Las necesidades de bienes y servicios públicos para la ayuda y la rehabilitación de estas catastrofes, nos empujan en una dirección que se aleja de las demandas de privatización de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y del Banco Mundial. El maremoto del 26 de diciembre nos recuerda que no somos sino unos seres frágiles e interconectados que habitamos un planeta también frágil.

De modo que el tsunami nos llama a reconocer nuestra debilidad.En el maremoto no fueron sólo las olas del mar las que chocaron con la costa. También chocaron dos modos de ver al mundo, el de los libres mercados y la globalización empresarial y el que propugna por una democracia planetaria.
El primero, nos deja inoperantes y desvalidos para enfrentar los desastres ambientales a los que ha contribuido, mientras que para el segundo, la gente a lo largo y ancho del mundo constituye una sola humanidad capaz de reconstruir sus vidas y de prepararse para un futuro incierto al vivir con plena conciencia de nuestras vulnerabilidad ambientales.

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 15 de Enero, 2005, 0:00

diegollorente.jpg

Por un buen uso de datos publicos de las Administraciones

Escrito por Diego Llorente, Coordinador de SOS RACISMO en la CAM

Las organizaciones firmantes, hemos tenido conocimiento a través de la Oficina de Información y Denuncias de SOS Racismo Madrid, de la existencia y circulación de una encuesta de opinión elaborada por la consultora IMOP, dirigida a población marroquí residente en Madrid. Nos encontramos sorprendidos por el contenido de las encuestas, por la forma en que se realiza el estudio, por la incoherencia entre los fines aducidos y los contenidos sobre los que se indaga y por quien y para qué se utilizará la información recabada. El estudio estaría dirigido por la profesora Berta Alvarez Miranda, del Departamento de Sociología de la Educación de la Facultad de Cc. Políticas y Sociología, Univ. Complutense de Madrid. El financiamiento correspondería a la Comunidad Europea, quien enmarcaría este estudio en uno más amplio realizado simultáneamente en Londres y Berlin.

El fin de la investigación sería el de "aportar elementos que enriquezcan el debate sobre las condiciones necesarias para una plena integración de la comunidad musulmana en las sociedades europeas ".

Las organizaciones firmantes, tras habernos puesto en contacto con la empresa IMOP, así como con la Universidad Complutense, en este último caso con el Departamento de Sociología de la Educación y al Rector, hemos decidido sacar el caso a la luz, al no obtener ninguna respuesta convincente, ya que entendemos reviste mucha gravedad por las siguientes razones:

- En relación a la metodología de selección de los entrevistados utilizada, por un lado se plantea que el encuestado ha sido elegido "al azar", pero se tiene previamente el nombre, apellido, domicilio y teléfono de las personas a ntrevistar, a partir del acceso a datos del padrón del Ayuntamiento de Madrid. Según la empresa, el Ayuntamiento de Madrid fue quien facilitó a la Universidad los datos de marroquíes extraídos del padrón, amparándose en el marco de la Ley Orgánica 15/1999 "cuyos artículos 11 y 21 permiten la cesión de datos personales sin conocimiento previo del interesado "cuando la cesión se produzca entre Administraciones Públicas y tenga por objeto el tratamiento posterior de los datos con fines históricos, estadísticos o científicos ". Sin embargo, creemos que la utilización de las direcciones y nombres de los encuestados sí que puede vulnerar su derecho a la intimidad, por no ser conforme su uso de
acuerdo a la Ley de Protección de Datos citada. Desde la consultora autora de la encuesta se nos dice que al tratarse de un intercambio de datos entre Administraciones públicas y con fines estadísticos, no se necesita el consentimiento de los afectados. Así está dispuesto por la ley, pero lo que la ley señala a continuación es que para que sea posible esta excepción hay que informar al interesado de forma clara de la razón de la petición de los datos y su destino final. Nada de esto parece haberse hecho. En ningún sitio de la encuesta se menciona a la UCM, ni colocan datos básicos como ser un encabezado con un logo de la universidad, nombre del responsable y teléfono, como sí suele hacerse en otros estudios sociológicos que promueven las universidades.

- La encuesta contiene una serie de preguntas que afectan directamente a la libertad religiosa de las personas, como las referidas a sitios donde se ha recibido formación islámica, si se envía dinero a alguna organización, intensidad de vivencia del hecho religioso y frecuencia a mezquitas y, una serie de frases donde se pregunta a la persona si está de acuerdo y donde una expresa textualmente "Los atentados del 11 de marzo en Madrid fueron un acto de defensa del Islam".

- No consideramos ajustadas a la legalidad vigente, que consagra del derecho a la intimidad de las personas, algunas de las preguntas del instrumento de recolección de información en cuestión, que avanza en datos muy delicados y en forma cuasi policial, y que pueden afectar la integridad y la seguridad de las personas a las que entrevistan. Por ejemplo, preguntas como ¿Quiénes viven en el hogar? ¿Si ha ido a vivir a otro país durante más de seis meses?, etc...

Creemos que indagar sobre estas cuestiones, en un momento tan delicado para la comunidad marroquí, que se ha visto sacudida por actos terroristas de individuos de su comunidad y que han aumentado paralelamente actitudes abiertamente racistas y discriminadoras hacia esta comunidad, que es considerada "sospechosa per se", genera miedos y susceptibilidades legítimas en las personas encuestadas.

Asimismo el conjunto de organizaciones firmantes, consideramos peligroso el manejo de estos datos, además de los reparos éticos que de por si nos plantea el hecho de identificar con nombre y apellido a las personas que respondan, así como su domicilio. No es una encuesta de promoción de un producto o de intención de voto, los datos son muy comprometidos, el "para que" es difuso y no se respeta el anonimato de las personas.

Tampoco se ha informado/explicado este estudio a las asociaciones de marroquíes y mezquitas, como sostiene en su defensa la empresa IMOP

En definitiva, por todo lo dicho, pensamos que se pueden estar violando principios básicos que consagran la intimidad y los derechos de las personas y que las respuestas, que reiteramos, distan de ser anónimas, y pueden comprometer seriamente a las familias marroquíes que residen en Madrid. Además esta metodología genera un efecto de temores lógicos en una población muy sensibilizada. No entendemos tampoco, pero ya no nos metemos en eso, qué validez pueden tener unas respuestas condicionadas por la desconfianza que seguramente no guardarán relación con la realidad ya que estimamos tendrán un alto grado de error. El estudio tal como se lo encara nos parece que poca cosa puede aportar a la integración de la comunidad inmigrante musulmana y al conocimiento científico de la misma. Ni la metodología ni los cuestionarios parecen ajustarse a los fines ni a una realidad a la que se la debería afrontar con un mayor rigor científico, sutileza y respeto a las personas.

Por tales motivos, les solicitamos a los responsables que retiren de circulación dicha encuesta, perjudicial por las razones enumeradas, reservándonos el derecho de emprender las acciones legales oportunas, de continuar por este camino. Queremos dejar en claro que no queremos boicotear ni actuar a la defensiva ante estudios que involucren a la población árabe y/o musulmana, es más, estamos abiertos y dispuestos a colaborar en todas aquellas investigaciones que estimemos serias y respetuosas de los plenos derechos y libertades de la gente, pero este no parece ser el caso.

nota del editor: si alguien precisa el contacto directo con este señor lo tenemos a su disposicion

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 6 de Diciembre, 2004, 0:00

Escrito por Juan Fornieles
El Mundo - 02/12/04

Entrevista con
STEVEN S. ROSS / Profesor de Internet para periodistas

No se dejen engañar por su aspecto de telepredicador. El profesor de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Columbia (Nueva York) Steven S. Ross pasa por ser uno de los gurús de Internet en su ángulo más periodístico. Recientemente, ha paseado por España para exponer los resultados del Primer Estudio sobre la Prensa Española e Internet y para anunciar que volverá a la Península a enseñar nuevas tecnologías a los periodistas.

Los periódicos se han estancado, Internet se dispara pero no se consolida y la publicidad cae en picado. Teniendo en cuenta este panorama, éste es el boceto del porvenir del mundo de la información que dibuja Ross:
PREGUNTA. ¿Cuánto tiempo de vida le da a la prensa escrita?

RESPUESTA. En 25 años, los diarios desaparecerán por razones medioambientales, pero las empresas informativas se mantendrán.Las nuevas tecnologías no cambian las necesidades. Cambia el negocio, no el propósito.

P. ¿Cómo será el proceso?

R. La distribución de los ejemplares se hará en otro soporte, a través de Internet. Ya pasa en EEUU, allí el 90% se reparte por suscripción. Es una buena forma de abaratar los costes.

P. ¿Eso obligará a que los periodistas se reconviertan?

R. Desde luego. El periodista se tendrá que convertir en un profesional polivalente. Un solo redactor tendrá que enviar imágenes, voz y texto. Y, además, hacerlo con inmediatez. En directo.

P. ¿Habla de hombres-orquesta?

R. (Risas) No es una broma, dentro de muy poco, calculo que en unos cinco años, se venderán en Estados Unidos unas gafas que llevarán cámara, micrófono y transmisor por 50 o 60 dólares (9.400/11.280 pesetas). Ese será el equipo básico del redactor. Ya existe esa tecnología en la actualidad, sólo hay que esperar a que se abaraten los precios.

P.

Pero... convertirse en redactor/cámara/editor/productor y, además, atender al teléfono, a las fuentes, la radio, la TV y leer a la competencia. ¿No es sobrehumano?

R.

En la Universidad de Columbia hemos reflexionado al respecto.La solución es trabajar en equipo y especializarse.

P. ¿Son mejores los profesionales de Europa o los de EEUU?

R. No quiero predicar pero la media de los profesionales estadounidenses está menos preparada que la media de los europeos, la diferencia es que los primeros tienen mayores recursos técnicos.

P. ¿Los periódicos españoles están preparados para el reto?

R. A pesar de que la venta de ejemplares en España es mucho más baja que en EEUU, aquí los periódicos de referencia como El País o EL MUNDO han demostrado mucha sabiduría porque han volcado sus esfuerzos en la Red. Sus resultados son notables.

P. ¿Los diarios venideros serán a la carta?

R. No estoy seguro. Es muy peligroso decidir los contenidos en función de los criterios subjetivos de los lectores. Muchos webs han fallecido por esta razón.

P. ¿Triunfarán los diarios gratuitos?

R. Bloomberg, el dueño de la agencia de noticias económicas, siempre me dice que «cada vez hay más gente dispuesta a pagar un poquito por obtener información». Lo que no se debe permitir es que los precios se disparen.

P. ¿Se leerá en terminales?

R. De momento hay que salvar las dificultades que supone leer una pantalla. En unos años, la tecnología permitirá que sea muy fácil leer on line.

P. ¿Internet tiene la culpa de esta revolución informativa?

R. Internet es revolucionario. Su número de usuarios crece y crece. Ahora los hispanos y los anglosajones dominan la Red, en breve lo harán los chinos.

P. ¿Evolucionará Internet?

R. De lo que estoy seguro es de que va a mejorarse su uso para discapacitados: se adaptarán los ratones para aquellos que tienen problemas de movilidad, el reconocimiento de voz para ciegos...

P. ¿Cómo utilizan la Red los periodistas españoles?

R. Sólo el 15% de las ediciones digitales trabaja de forma independiente a la redacción impresa. Además, los encuestados no creen que la rentabilidad digital supere a la del papel.

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital

Publicado el 20 de Octubre, 2004, 20:44

Escrito por Felipe Martinez Cañibano

El Canal Parlamentario es un canal de televisión producido por el Congreso de los Diputados que se emite a través de diversos medios: por cable, a través de Madritel; por satélite, en abierto a través de Hispasat (frecuencia 12149,44 Mhz polaridad vertical) o a través de la plataforma Digital Plus Dial 306 (antena orientada a Hispasat) y por Internet, a través del portal de Terra-Lycos.

Para seguir las retransmisiones, en directo y en diferido, de las Sesiones del Pleno y de las Comisiones a través del Canal Parlamentario es necesario tener instalado un reproductor Windows Media de Microsoft.

Acceso Canal Parlamentario

Diseño y Realizacion para Ceranda por Equipo Editorial, en: Sociedad También en REPORTERO DIGITAL DE LEON y Periodista Digital